Ciencia

Dos empresas de Cataluña podrían producir entre 250 y 400 millones de vacunas al año

Las compañías desafían los avances que también lleva a cabo el CSIC.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 05:15

El proceso de vacunación requiere del cumplimiento de las promesas realizadas por las grandes farmacéuticas que proveen a la Unión Europea. Pero las irregularidades presentadas por estas corporaciones aceleraron la intervención de otras empresas privadas que se presentan como una garantía de producción: en Cataluña y otros puntos del país, la disponibilidad de fármacos puede aumentar notablemente.

Algunas de las empresas biomédicas más importantes de la región mencionada esperan fabricar entre 250 y 400 millones de vacunas al año. Entre ellas, Reig Jofre emerge como una compañía que trabaja en una vacuna alternativa, que combinaría componentes de origen animal. Pero el principal desafío que tendrán será cumplir con las expectativas de la Generalidad, de inmunizar al 70% de su población, con un suministro de 250.000 vacunas semanales.

En 2023 podríamos llegar a producir hasta 1.200 millones de dosis.

Hacia el final de este año, HIPRA podría fabricar hasta 24 millones de dosis.

Desde HIPRA aseguran a “El País” que tienen una capacidad productiva acorde a las necesidades de la pandemia. El presente y futuro de los fármacos dependerá siempre de la EMA, que como agencia reguladora debe dar el visto bueno a las fases de experimentación. También la reguladora de medicamentos española deberán asentir a las compañías de Cataluña, que ya “compiten” justamente en la elaboración de las vacunas con el CSIC, de dependencia pública. Este instituto aborda la investigación sobre tres fármacos, según “El Economista”.

Los proyectos están en fases preclínicas y todos parecen ser prometedores. Uno de ellos se basa en un “virión sintético” nasal, otro utiliza componentes de la Vaccinia (virus que algunos hallaron determinante para afrontar el coronavirus) y, por último, una vacuna genética, tal como reveló el medio antes mencionado. En paralelo a ello, el instituto investiga la contagiosidad de los vacunados (independientemente del fármaco recibido) y no descartan que se necesiten refuerzos en los casos de Pfizer, según añade “El Independiente”, que serán oportunamente tenidos en cuenta para las dosis que se desarrollan en nuestro país. El proyecto de HIPRA emerge distinto al resto debido a que utiliza tecnologías de proteína recombinante.

Las autoridades esperan que la puesta a punto de la Fira de Barcelona logre alcanzar a más grupos etarios en la inoculación.

Por este motivo, los responsables de la firma con sede en Cataluña confían en el potencial de su vacuna, pues trabajan con dicho componente y lo aseguran efectivo. Novavax también emplearía este método novedoso, mientras espera su aprobación para las próximas semanas, tal como informa “Con Salud”. La empresa Zendal la fabricará, en tanto existen acuerdos de otras empresas con Moderna y AstraZeneca que esperanzan a nuestro país. En el corto plazo, Reig Jofre dispondrá la producción de las respectivas dosis de Janssen, según “El País”, en la capital barcelonesa. Alcanzar la fabricación de 250 millones de ellas se canalizará directamente en 250 millones de españoles, al tratarse de monodosis. Se desconoce si la región catalana tendrá prioridad, pero lo cierto es que llegó apenas a vacunar al 11% de sus ciudadanos, de acuerdo a “EFE”. Para llegar a la inmunización de siete de cada diez personas deberá aumentarse significativamente la producción, y por ello la compañía mencionada puede revertir el rumbo de la campaña aquí y en el resto de España.

Reig Jofre realizará la formulación final de la vacuna a partir del antígeno, la dosificación en viales con las dosis exactas para uso por parte de los profesionales sanitarios.

Otras Noticias