Pandemia

Andalucía: detienen a un farmacéutico de 24 años que vendía PCR falsas por 130 euros

La Policía Nacional confirmó que engañó a siete marroquíes, aunque el número puede ampliarse.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 17:27

Los Gobiernos de cada parte del mundo elaboraron rigurosos protocolos en los aeropuertos para evitar la entrada de pasajeros infectados por coronavirus. Lamentablemente, algunos buscan saltarse este tipo de disposiciones e incurren en negocios ilícitos, como en el caso de una reciente denuncia registrada en Andalucía.

Un farmacéutico habría cobrado a sus compatriotas marroquíes unos 130 euros por pruebas PCR negativas que resultaron falsas. La Policía Nacional lo ha detenido por este delito de falsificación, que recuerda a un negocio similar que tomó público conocimiento en la anterior Semana Santa: un alemán tenía esta misma práctica para los viajeros que visitaron Baleares en aquel ingreso récord de turistas extranjeros.

Valiéndose de la confianza de los ciudadanos marroquíes y de sus escasos conocimientos les animaba a que se hicieran allí la PCR para poder viajar a su país

Los agentes realizaron el "Operativo Farmacia" tras reunir pruebas desde el 14 de febrero.

“El País” revela el grave caso acontecido en El Ejido, en la provincia andaluza de Almería. El autor del hecho tiene 24 años y habría engañado con esta modalidad a siete ciudadanos oriundos de Marruecos, como mínimo, pero se esperan que este número se eleve con el transcurso de la investigación. Cabe destacar que las relaciones de nuestro país con la nación africana no atraviesan su mejor momento, y por ello se mantuvieron restricciones en la entrada y salida de pasajeros. Según “El Correo”, la UE evaluaría distanciarse de las diferencias para permitir flexibilidad con el país marroquí y otros que figuran en una lista restringida.

Los problemas con las pruebas PCR en los aeropuertos internacionales de Marruecos y Barajas se vio con la crisis de hace unas semanas, en la que decenas de españoles estuvieron atrapados. Ahora, el mecanismo dificultoso llevó a que el farmacéutico mencionado elabore su propio negocio ilegal en Andalucía: además de brindarles pruebas de coronavirus falsas, gestionaba los billetes internacionales oficiando como una agencia de viajes, según “El País”. La Ley 9.155 es clara respecto a las falsificaciones, por lo que estipula penas de hasta cinco años de prisión y puede tener agravantes por la Ley de Seguridad Ciudadana que respalda varios de los delitos relacionados con entorpecer los cuidados de la pandemia.

El farmacéutico apenas realizaba revisiones médicas a modo de "prueba" PCR.

Cuando llamamos a los laboratorios de Hospital de Llobregat (Barcelona) nos confirmaron que esa persona no figuraba en su base de datos.

El diario citado añade que el mecanismo empleado por el farmacéutico era utilizar pruebas ya realizadas a pacientes dados de alta, pero modificando los nombres originales por los marroquíes que terminaron siendo víctimas de su estafa. El jefe del acusado desconoce esta actividad, que ya enciende las alarmas al haberse registrado en el local 391 evaluaciones en los últimos meses. Restará que la Policía Nacional y la de Andalucía investiguen si estas pruebas fueron efectivamente verídicas o falsas. Lo cierto es que la flexibilidad de este trámite imprescindible para moverse en el mundo está siendo evaluada: “El Nacional cat” precisó que el Parlamento Europeo reclamó con 540 votos a favor su gratuidad para evitar malestares económicos y una línea oficial en los tests que preserve su eficiencia.