Acudirán a Tribunales

Las derechas de Colón se agarran de los indultos con la idea de hacer caer a Sánchez

PP, Vox y Cs empiezan a agitar la bandera de la ruptura de España.
jueves, 27 de mayo de 2021 · 11:21

La ya prácticamente confirmada intención del Gobierno de conceder el indulto a los condenados por el 1-O, ha desatado la ira de las derechas de Colón que ya están planeando su estrategia para aprovechar el momento y hacer caer a Sánchez.

Así, PP, Vox y Ciudadanos, han empezado por exigirle al presidente del Gobierno que dé marcha atrás, tomando como bastón el informe del Tribunal Supremo, que en este caso se posicionó contra la medida de gracia.

La oposición convertirá este en el tema central de la legislatura, y para ello ya tienen a sus  equipos jurídicos trabajando sobre los recursos que presentarán basados en el informe del Supremo. El PP incluso ha asegurado, que no sería “responsable” que Sánchez  le hiciese firmar al Rey Felipe VI la medida de gracia, tal como prevé la constitución.

Las derechas de Colón están agarrándose fuertemente a la concesión de los indultos, porque con el empujón que le ha dado en las encuestas la victoria de Isabel Díaz Ayuso al PP, están convencidos que se convertirán en la tumba política de Sánchez, así que le van a sacar el mayor partido posible y para ello hasta podrían tener de aliados a una parte del PSOE.

Fuentes del PP citadas por InfoLibre aseguran que “el PSOE, por mucho que mande en Moncloa, es un partido que está vivo y no lo va a aceptar. No hay precedentes”. Están seguros de que la medida de gracia quebraría la unidad socialista, como ya  podría estar pasando con las declaraciones de los presidentes de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y del expresidente Felipe González. 

De momento, los de la foto de Colón están alistando sus artillerías pesadas. El PP ansía la decisión del Ejecutivo para que con su ofensiva parlamentaria y por qué no decirlo, en los medios, Casado se catapulte en las encuestas, Inés Arrimadas, como siempre más retórica, ha acusado al Gobierno de "reescribir la historia" y Santiago Abascal, también fiel a su estilo sigue amenazando, esta vez con tomar las calles.