Granada

El juzgado decreta la privativa de libertad inmediata de Juana Rivas

El magistrado, Manuel Piñar, pide que se libre oficio a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para su localización.
jueves, 27 de mayo de 2021 · 12:59

El juzgado de lo Penal 1 de Granada ha decretado hoy el ingreso inmediato de Juana Rivas en prisión y ha rechazado suspender la pena de prisión de dos años y medio por llevarse a sus hijos en agosto de 2017. 

En su auto, el magistrado Manuel Piñar, al que ha tenido acceso el diario Público, pide que se libre oficio a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la localización Rivas en "un plazo no superior a 15 días" con el fin de notificarle su resolución. Vídeo de La Vanguardia

Así mismo, asegura que "siendo la pena impuesta superior a los dos años no procede la suspensión de acuerdo a lo que dispone el art. 80 del Código Penal", y le requiere el abono de una indemnización de 12.000 para su expareja.

Carlos Aránguez, el abogado de Juana Rivas, ha señalado que "esta decisión nos parece muy injusta, pues todavía no se ha resuelto el indulto que ya hemos solicitado, y por ello hoy mismo presentaremos un recurso contra el auto que acuerda el inmediato ingreso en prisión, solicitando que se deje sin efecto en tanto se resuelva el mencionado indulto".

El abogado de Juana Rivas, Carlos Aránguez, ha asegurado que la decisión les aprece muy injusta.

La resolución del juzgado de lo Penal 1 de Granada se da después de que en abril el Tribunal Supremo rebajara la condena de Rivas a la mitad, al considerar solo había incurrido en un delito de sustracción de menores y no en dos, pero mantuvo la prohibición de ejercer la patria potestad por seis años y estableció la indemnización señalada.

Aránguez, que presentó el cuatro de mayo un escrito de indulto del Gobierno ante el ministerio de Justicia, pide ahora la "suspensión del ingreso en prisión en virtud del artículo cuatro por indulto", y le aseguró a Público que la decisión del juez Piñar es "perfectamente legal pero inusual", y que lo normal es que se le hubiera dado un plazo de entre cinco y diez días para ingresar voluntariamente en prisión "sobre todo si no existe un riesgo extraordinario de fuga".