Polémica

Unas 300 personas exigen a Vox que abandone Ceuta ante la suspensión de su acto

Santiago Abascal responsabilizó al PSOE y el PP por un documento firmado en conjunto.
martes, 25 de mayo de 2021 · 06:00

Santiago Abascal tenía programado un acto partidario de Vox en Ceuta, en el corazón del conflicto diplomático que hoy por hoy enfrenta al Ejecutivo español con Marruecos. Pero primero fue suspendido por la Delegación del Gobierno, luego el diputado desafió a las autoridades bajo la amenaza de realizarlo, y el desenlace fue caótico por el amplio rechazo de los ciudadanos e inmigrantes que reprobaban su comparecencia.

Unas 300 personas se reunieron en una plaza ceutí clamando por la expulsión de Abascal de la ciudad. Los agentes policiales tuvieron que trabajar para impedir que 50 personas irrumpieran en el hotel donde estaba alojado el presidente del partido de derecha. Son momentos clave para normalizar la crisis migratoria, pues así ha tratado de hacerlo el Gobierno de la ciudad en cuestiones como la asistencia a clases, que bajó hace días. Además, se mantiene la incertidumbre por el presente de 800 menores que deben ser reubicados en mejores condiciones humanitarias. A continuación, "Europa Press" muestra las críticas del líder de la derecha sobre el revés a la organización de su encuentro partidario.

El PSOE actúa como una mafia corrupta utilizando a la Delegación del Gobierno para restringir derechos fundamentales

El líder de Vox tenía previsto realizar un nuevo acto partidario que recuerda al realizado en Murcia, justo cuando la situación política por la moción de censura complicaba a La Moncloa; y también al de Vallecas, en clara búsqueda de descontentar al electorado afin a Podemos. Hoy fue el turno de Ceuta, donde se encontró con una suspensión al mitin que intentó evitar hasta dos horas antes, tal como precisa “El País”. Los ciudadanos se enteraron y comenzaron a exigir su retirada de la ciudad, clamando incluso por Pedro Sánchez. Mientras tanto, un documento firmado entre el PSOE, PP, MDyC y Caballas comenzó a circular dentro de la formación de Abascal que pronto lo publicó, según “Gaceta.es”.

No pasarán. Fuera de Ceuta

A partir de ello, el partido verde responsabilizó a las formaciones mencionadas del caos que comenzaba a advertirse en las afueras del hotel que alojaba a su líder. La UIP y la UPR tuvieron que intervenir para realizar un notable cordón policial que protegiera al diputado, de acuerdo a “El País”. Dentro del complejo hotelero, su equipo filmó algunas de las imágenes que dan cuenta de los disturbios ocasionados por los críticos de la formación, especialmente descontentos por el discurso antiinmigratorio que siempre caracterizó a Abascal y que redobló en estos días. La denuncia permanente está orientada hacia la llegada de marroquíes “peligrosos” para el orden social, algo que resulta sumamente cuestionable pero que CNI no descartaría: “La Vanguardia” reveló que los servicios de inteligencia evalúan el ingreso a Ceuta de unos individuos localizados en la frontera de El Tarajal.

Se trataría de un grupo de árabes pertenecientes a organizaciones ilegales, que tanto España como Marruecos mantienen bajo la mira por el peligro internacional que constituyen. Más allá de esta investigación paralela, Ceuta trataba de comenzar este lunes en un clima de mayor concordia tras la devolución de miles de inmigrantes. La asistencia escolar fue del 75% en la última semana, indicador muy bajo en momentos donde la incidencia es baja y el Gobierno regional trata de recuperar la presencialidad. Según “La Información”, también continúan las gestiones para reubicar a los menores inmigrantes en los polígonos del Tarajal. Este sería el objetivo, pero lo cierto es que la tensión desatada por la presencia de Vox marque una jornada preocupante. Los partidarios no se resignan, de acuerdo a “El País”, e insisten en que los verdaderos extremistas fueron los manifestantes que a su entender “responden” a la izquierda.

Otras Noticias