Crisis diplomática

Unos 40 inmigrantes de Marruecos ingresan a Melilla y el Gobierno promete “contundencia”

La tensión también sigue escalando a pesar de la intervención de agentes antidisturbios.
sábado, 22 de mayo de 2021 · 03:00

El Gobierno está multiplicando sus esfuerzos, en conjunto con el Ministerio de Interior, para llevar a cabo las repatriaciones de los inmigrantes marroquíes que llegaron a Ceuta. El problema parecía resolverse con el último anuncio de Marlaska, pero no valoró que la problemática podía ascender en Melilla.

Un grupo de entre 200 y 300 personas rompieron el vallado fronterizo y posibilitaron el ingreso de 40 inmigrantes a la ciudad autónoma. Menos de 500 kilómetros dividen ambos territorios de soberanía española, y la presión migratoria no parece reducirse en estas horas. La Delegación del Gobierno está actuando, mientras que Eduardo de Castro programa una reunión con todos los sectores sociales, para el corto plazo, con el fin de atender a los problemas surgidos esta semana. A continuación, "El Faro" muestra el anuncio del presidente naranja.

No vamos a permitir ataques, vamos a responder con toda la contundencia que nos otorga nuestro Estado de Derecho para seguir defendiendo nuestras fronteras

Los representantes de La Moncloa han advertido que Melilla no será una excepción en este conflicto diplomático. Según “El País”, el despliegue del Ejército, por tierra y aire, comenzó en la noche del miércoles para reforzar esta zona más lejana a la península. Las presiones sobre las vallas fronterizas entre España y Marruecos tuvieron su efecto, y ahora la ciudad gobernada por Castro sufre en la previa del fin de semana un caos migratorio en puerta. El presidente ceutí Vivas estuvo lejos de enviar un llamado a la paz: desafió al país africano al descartar sus fundamentos soberanistas sobre la ciudad.

Según “El Periódico”, el dirigente interpeló el reclamo de Rabat justificando que Ceuta nunca será marroquí. Horas después, la tensión creció en la frontera melillense que contenía a cientos de inmigrantes que buscaban ingresar masivamente como ocurrió el último lunes. Las formaciones de la región redoblaron la apuesta rechazando abiertamente estas entradas ilegales, que según Vox constituyen un grave riesgo epidemiológico. El partido de derecha sorprendió con la presentación de un proyecto legislativo que exige la vacunación de todos los ciudadanos en 48 horas, y un refuerzo a quienes tengan la primer dosis de AstraZeneca.

Dada la ausencia de información sobre la prevalencia de variantes del virus en Marruecos, no sabemos qué porcentaje de ellas portaban la variante sudafricana

Los dirigentes de la formación de Abascal también proponen rastrear a aquellos marroquíes que ingresaron y tuvieron contacto con los ceutíes y melillenses, según “La Información”. A pesar de las denuncias de permisividad de Marruecos, algunos medios confirman que la policía africana ha tratado de evitar las entradas. Así lo informó “El País”, en relación a un escuadrón antidisturbios que trató de evitar por sus medios el ingreso de los 40 inmigrantes que llegaron a Melilla. Dentro de las ciudades, el Gobierno español está tratando de localizar a los más chicos para alojarlos en la península, así como también evitando situaciones críticas. Psicológicamente, los refugiados también están atravesando un presente dramático que requirió la intervención de la Policía Nacional con un joven que intentó lastimarse, según “El Periódico”, ante los ojos de los transeúntes de Ceuta.  A continuación, "RTVE" muestra los intentos de los refugiados por saltar la valla melillense.

Otras Noticias