Cataluña

Salvador Illa recuerda a Pere Aragonés que la inestabilidad de su investidura no ofrece confianza

El dirigente socialista aseguró que su aporte será constructivo a pesar del veto político.
viernes, 21 de mayo de 2021 · 04:15

Ante la presión que sintieron en las calles de Cataluña y en la propia militancia, los independentistas decidieron investir a Pere Aragonés para impedir la repetición electoral. El candidato más votado, Salvador Illa, siempre mantuvo abierta la posibilidad de un tripartito de izquierdas. Ante la decepción, el exministro de Sanidad advirtió al republicano.

El dirigente del PSC enumeró todas las idas y venidas para deslizar que la nueva Generalidad es poco confiable. Cerró su turno de comparecencia anticipando que su formación “será constructiva” a lo largo de la legislatura. Los partidos separatistas están unidos hacia la independencia, con la misma actitud que en los últimos Gobiernos contra España y la Corona. Laura Borrás comunicó que esta vez no será la excepción para no concurrir a la reunión habitual con el Rey Felipe, que todo jefe parlamentario tiene tras investirse un nuevo presidente. A continuación, "Europa Press" muestra el mensaje del exministro contra Aragonés.

No empieza con buen pie. Los pronósticos no son muy alentadores por lo que hemos visto

Salvador Illa realizó un rápido diagnóstico en base a las negociaciones de los últimos meses. Según “ABC”, la mayor preocupación del socialista gira en torno al cargo de la vicepresidencia de Cataluña, que fue rechazada sorprendentemente por Elsa Artadi (Junts) y que ahora está vacante. El misterio prevalece en torno a este lugar, que ocupó Aragonés hasta la inhabilitación de Quim Torra. Pero lo cierto es que Damian Calvet emerge como una posibilidad entre los posconvergentes, por su presunta experiencia en la Generalidad.

“El Periódico” revela que este dirigente, que perdió rotundamente contra Borrás en las primarias de Junts, está lanzándose indirectamente como candidato a la vicepresidencia catalana. Sin embargo, todo indica que el bloque heredero de Carles Puigdemont optaría por un perfil más radical, y menos moderado que el consejero. El flamante presidente investido ya cumple con ese rol, aunque es preciso remarcar que esta legislatura puede tener una mayor influencia de su parte. El líder de los posconvergentes prometió que apartaría el “escepticismo” que caracterizó siempre a su partido, para darle mayor espacio a la mesa de diálogo.

Los posconvergentes confían en que Aragonés haga historia siendo el presidente del "52% independentista".

Albert Batet selló su compromiso con ERC para colaborar, tanto como sea posible, en el diálogo con La Moncloa. Como precisa el portal “20 minutos”, reivindicó un independentismo “vivo” contra el Estado español, por lo que se contradijo rápidamente del viraje que anunció antes. Borrás no modificó su estilo, al negarse a reunirse con el Rey Felipe para que tome parte sobre el nuevo presidente catalán. Añadió que para comunicarse tiene suficientes medios electrónicos que evitarían su encuentro con la Casa Real, de acuerdo a “ES Diario”. El descontento contra quienes reprueban la separación de España se extendió incluso contra el resto de las formaciones que son minoría. El polémico cordón sanitario que el socialismo firmó contra Vox, ahora se extendió hacia el propio Salvador Illa. El exministro de Sanidad reprochó esta situación, según “ABC”, recordando que tiene un diputado más que los republicanos y Junts.

Es un error. Somos el primer grupo político del Parlamento

Otras Noticias