Crisis humanitaria

Pablo Casado rentabiliza la agresión marroquí y se convierte en el mejor aliado de Mohamed VI

El líder del PP sigue sin reconocer que la decisión de abrir la frontera provino de Rabat.
viernes, 21 de mayo de 2021 · 13:18

La represalia del Gobierno de Rabat, supuestamente ordenada por el Rey Mohamed VI contra España por la decisión de hospitalizar al líder del Frente Polisario en Logroño, y que ha dejado como principales víctimas a los miles de marroquíes que cruzaron a Ceuta, está siendo rentabilizada por Pablo Casado.

El presidente del Partido Popular, lejos de reconocer que la decisión de abrir la frontera provino de Rabat, sigue señalando como culpables a Pedro Sánchez y Unidas Podemos, dejando de nuevo en evidencia a las autoridades marroquíes que con él pueden contar para crear las divisiones que necesitan en la posición de España sobre el Sahara.

El Rey Mohamed VI habría ordenado la represalía contra España.

Al líder popular parecen importarle muy poco los cientos de menores marroquíes a los que convencieron de que si cruzaban podrían ver a Messi o a Cristiano Ronaldo, o los miles de padres que aún siguen buscando a sus hijos porque desaparecieron.

Pablo Casado ha cumplido lo prometido en la reunión llevada a cabo hace una semana con líderes ultranacionalistas del país norteafricano, entre ellos Nizer Baraka, del partido Istiqlal, que consideran que “Marruecos llega hasta Andalucía”. En esa videoconferencia del 11 de mayo, la máxima figura del PP aseguró que presionaría al Gobierno por aceptar la entrada de Brahim Ghali a España con una identidad falsa. 

El tuit de Nizer Baraka sobre su reunción con Pablo Casado.

La estrategia de Casado, en la que los culpables van cambiando según la versión que dé, nunca incluye en ese grupo a Mohamed VI. Primero, en la sesión de control en el Congreso, señaló a Pedró Sánchez, asegurando que era la "debilidad" internacional del Gobierno y no la represalia marroquí la que estaba detrás del conflicto.

Ayer, Casado continuó rentabilizando la situación obviamente sin nombrar a Rabat, pero asegurando falsamente que Podemos había puesto en duda la españolidad de Ceuta y Melilla, para después garantizar su lealtad al Gobierno.

Eso sí, tal favor no va ser sin condiciones: El líder del PP le exigió a Sánchez que "hoy mismo rompa su acuerdo de gobierno con Podemos, que es quien ha producido esta crisis diplomática sin ninguna comparación en nuestra historia democrática con Marruecos". 

Sin duda, el jefe de Génova ha pasado a ser el mejor aliado del Rey Mohamed VI y como bien apunta elDiario.es queda la inquietud: “Con tanta lealtad como la que pregona Casado, cómo será cuando prefieran ser desleales”.

Otras Noticias