Primera ola

El 73% de los residentes de geriátricos fallecidos en Madrid no fueron trasladados a un hospital

Los datos de la CAM desmienten las cifras repetidas una y otra vez por Ayuso en la campaña.
domingo, 2 de mayo de 2021 · 10:42

A pesar de que Ayuso sigue sosteniendo que siete de cada 10 residentes de geriátricos fallecieron en los hospitales durante la primera ola de la pandemia, los datos oficiales de la Comunidad de Madrid la desmienten y demuestran que el 73% murieron sin haber sido trasladados a un centro médico.

Es decir, que el discurso de la presidenta sobre esta delicada situación es contado a la inversa de lo que realmente sucedió: de los 11.389 mayores que vivían en residencias y que fallecieron durante el momento más crudo de la pandemia, 8.338 no fueron trasladados a un hospital.

Estas son las cifras reales, según información publicada por el diario El País basada en el análisis de la epidemióloga especializada en tercera edad María Victoria Zunzunegui sobre 26 hospitales de la red pública madrileña, y que cuenta los fallecimientos ocurridos por cualquier causa entre el 8 de marzo y el 7 de julio de 2020.

En ese momento, cada residencia tenía asignado un hospital de zona, desde donde, según el protocolo elaborado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el geriatra de enlace señalaba quién podría tener derecho a una cama y quién no. Los documentos de dicho protocolo, creado para evitar el colapso de los hospitales madrileños,  han sido denunciados por Amnistía Internacional por suponer una grave vulneración de los derechos humanos.

Los datos son escalofriantes. El 83% de los fallecimientos de residentes se produjeron en centros que dependían del Hospital del Sureste, en Arganda del Rey, y el Infanta Cristina, en Parla, que fueron los que siguieron el protocolo de una manera más estricta. Justamente del Infanta Cristina el diario compartió un vídeo en el que el jefe médico les indica las órdenes a los sanitarios, es decir, negar cama a cualquier persona mayor: “Eso es drástico. Esto es horroroso. Ojalá no nos hubiera tocado vivirlo”. Vídeo de El País

El hospital que recibió más residentes fue el Clínico San Carlos, aunque la cifra no es para nada baja. El 61% de los fallecimientos que se produjeron en las 15 residencias que dependían de este, se produjeron en los geriátricos. Uno de estos centros es el de Monte Hermoso, donde se llegaron a apilar los cadáveres en el sótano tras varios días en que no se lograban las hospitalizaciones.

La presidenta ha asegurado varias veces que hubo miles de traslados en ambulancia entre hospitales y residencias, aunque además hay pruebas de que dichos traslados se realizaron en camino inverso, es decir, que trasladaban a los residentes de nuevo a los centros geriátricos para liberar camas en los hospitales.

Ayuso califica de “insensato” cualquier trabajo que se haga en pos de investigar lo que realmente pasó y que ya está en manos de los juzgados gracias a las denuncias de cientos de familias.  La presidenta madrileña ha tenido el cinismo de señalar a El País:  “Tengo claro que ir a un hospital no significaba estar a salvo”, “Cada geriatra, cada sanitario tomó en su momento sus mejores decisiones. Y hoy, empezar a cuestionar lo que ese geriatra o ese sanitario hizo cuando llegó ese tsunami es por parte de todos algo artificial. Porque no hemos estado ahí para saberlo ni ustedes ni yo”.

Otras Noticias