Polémica

Carles Puigdemont apoya a Marruecos al reprochar la “inflamación del nacionalismo español” en Ceuta

Además del eurodiputado, otro independentista cuestionó la posición del Gobierno en el conflicto.
miércoles, 19 de mayo de 2021 · 19:41

La crisis migratoria de Ceuta ha tomado una dimensión diplomática que está superando las fronteras europeas. Las voces a favor y en contra del Gobierno español están presentándose en las últimas horas, pero la que más está causando descontento es la de Carles Puigdemont: fiel a su estilo soberanista, considera que la ciudad autónoma debe ser de bandera marroquí.

El expresidente de Cataluña insiste en que Ceuta y Melilla son parte del territorio africano. El líder del independentismo en 2017 sugiere a la Unión Europea que “no escuche” a La Moncloa, pues desliza que los socialistas están manipulando. Es un momento difícil para el eurodiputado que perdería poder con el nuevo Gobierno catalán, al no contar ni siquiera con Elsa Artadi, quien se rechazaría asumir en la Generalidad.

Marruecos tiene derecho a plantear la cuestión de la soberanía y sería necesario crear una mesa de diálogo para resolver el conflicto

El eurodiputado también se refirió al bloque de Bruselas, que tiene en Ceuta el último límite con África.

Como es habitual, Carles Puigdemont utiliza su cuenta de Twitter para enviar mensajes a sus seguidores. Según “ABC”, este miércoles ha estado muy activo al referirse a la problemática que atraviesan España y Marruecos. Pidió que ambas naciones construyan canales de diálogo para revertir esta crisis, un eslabón que curiosamente jamás consideró para independizarse de España, sino que ha sido propio de ERC. Desde este partido, Gabriel Rufíán rompió su silencio para dirigir las críticas hacia el mismo sector: la Monarquía española.

Son dos países con corruptos, incapaces de respetar los derechos humanos más elementales. Eso es lo que está pasando en Ceuta

“El Independiente” replica la consideración del portavoz de los republicanos en sus redes sociales. Ve a los inmigrantes como una “moneda de cambio” que lamentablemente emplean “ambas Monarquías”, refiriéndose hostilmente tanto a la española como marroquí. En el caso del expresidente catalán, la propuesta es soberanista, cuestión que no es necesariamente seguida por los propios ceutíes y ciudadanos del país africano. Mohamed Ali manifestó su preocupación, según “El Confidencial”, pero reivindica su defensa de Ceuta “como ciudad española”.

El expresidente catalán también reprochó al Gobierno por las políticas impositivas en la energía.

Añadió que “no todo marroquí es musulmán”, así como tampoco se podría aplicar la misma fórmula a ceutíes y marroquís. A su entender, estas confusiones podrían estar validando el reclamo de Saadeddine Othmani. El máximo representante de Marruecos pidió hace unos meses por la soberanía de Ceuta, siendo que la mayoría de los ciudadanos se reconocen como españoles. Sólo en la nación africana sostienen este reclamo que tiene siglos de distancia, y que por ejemplo suma voces de Carles Puigdemont que podrían ser bien aprovechadas: “El Nacional cat” recuerda que dos diarios famosos del país diferenciaron la diplomacia marroquí de la española, justificando que no recibieron al eurodiputado como sí lo hizo la española, con el líder polisario. El expresidente catalán sabe que puede verse beneficiado a largo plazo, y también utiliza sus influencias en Europa. Por ello advierte la “inflamación nacionalista española” en este conflicto, según “ABC”.

Otras Noticias