Judicial

Dos jueces admiten que los independentistas fueron privados de sus derechos fundamentales

La revisión sobre las sentencias se realizó en la previa a la definición de los indultos.
viernes, 14 de mayo de 2021 · 19:37

Las sentencias contra los líderes del referéndum catalán han marcado a la historia de la jurisprudencia española por tratarse de inéditos delitos de sedición y rebelión contra el Estado. En una nueva revisión de los fallos, a pedido de los independentistas, dos jueces sorprendieron al oponerse a las consecuencias jurídicas.

Los magistrados califican “desproporcionados” los fallos contra los condenados, al vulnerarse derechos fundamentales como el de libertad personal, reunión e ideología. El resto de los siete juristas dieron su visto bueno a la condena, desestimando así el recurso de Josep Rull. Pero lo cierto, es que desde ahora se demuestra que las presiones de Europa por la causa separatista están llevando a algunos hacia un cambio de opinión. El Tribunal de Justicia de la UE no descarta permitir la libertad de los eurodiputados fugados en Bruselas, que se extendería justamente hacia España por las leyes internacionales.

Las sanciones previstas en una norma no deben exceder de lo que resulta necesario para lograr los objetivos legítimamente perseguidos por esa normativa

Al tratarse de delitos de extrema gravedad institucional, los magistrados señalan que cabía un análisis más profundo para despejar dudas sobre la condena.

Xiol Ríos y Balaguer Callejó fueron los jueces que se “rebelaron” por primera vez a la unaniminadad del Constitucional, según “ABC”. Las razones justificadas para cuestionar las condenas se orientan hacia ciertas penas que tildan de innecesarias para el fin perseguido de condenar la sedición. No obstante, aclaran que “no niegan la relevancia penal” y gravedad de los hechos juzgados. Al contrario de lo que muchos independentistas podían pensar, la vía judicial ha mostrado más cambios que la política: la oferta del Gobierno de reformar los delitos es insuficiente para los separatistas, en tanto el indulto promovido por Justicia es tildado de “humillación”. Restará un informe del Tribunal Superior, que puede marcar el camino en pocas semanas.

La presentación de las famosas siete solicitudes de indulto tendrán una respuesta a fines de mayo, según “Europa Press”. En este paquete de recursos, está también el de los servicios penitenciarios (favorables, como resultaron para el tercer grado concedido en febrero) y el de la Abogacía del Estado (negativo). El Rey Felipe sería el último en decidir en esta cadena de informes, siempre que el Gobierno de Sánchez se lo pida oficialmente. Este punto no es menor por las presiones de la oposición para que no lo haga, y también porque la UE exige que se apruebe al evaluar que se trata de “políticos presos”, según “La Razón” lo ha revelado.

Puigdemont denunció el incidente desde el Consejo para la República, e insistió en que rodearon su casa.

Además de la diplomacia de Bruselas, Gonzalo Boyé asegura que el Tribunal de Justicia del bloque podría fallar favorablemente a su cliente, Carles Puigdemont, según “CCMA”. Los otros dirigentes fugados han recibido el visto bueno de la justicia belga en los pedidos de extradición españoles, por lo que los antecedentes ya se presentan favorables. El líder de los independentistas confía en ello, mientras se enfrenta a la condena pública de algunos españoles que fueron directamente a su domicilio para molestarlo, tal como denunció en sus redes sociales esta tarde. Lo cierto es que la postura minoritaria del Tribunal Constitucional ya representa un avance, frente a la definición de los indultos y las estimaciones sobre las condenas, según “ABC”.

Un análisis alternativo, que nosotros consideramos de mayor corrección constitucional y más respetuoso hubiera desembocado en una sentencia estimatoria

Otras Noticias