Coherencia

Mientras el PP cambia el discurso de la libertad y las cañas, Sánchez anuncia la llegada de más vacunas

Los populares reclaman más restricciones y empiezan a incumplir las promesas de la campaña en Madrid.
jueves, 13 de mayo de 2021 · 15:39

Mientras el PP ha cambiado su discurso de la libertad y las cañas por el reclamo de más restricciones al presidente Sánchez, el titular de Moncloa ha reiterado lo expuesto ayer en el Congreso sobre la prioridad de vacunar y ha anunciado que en el próximo mes de junio llegarán a España 13 millones de dosis de la vacuna de la compañía Pfizer/BioNTech.

Durante su intervención en un acto con motivo de la reforma del artículo 49 de la Constitución en Moncloa, el jefe del Ejecutivo señaló que en mayo "nuestro país va a dar un nuevo salto cualitativo, un salto de gigante, en la llegada de vacunas. Será un nuevo salto adelante en la vacunación y, por lo tanto, en la recuperación económica y la normalidad previa a la pandemia".

Sánchez ha explicado que España recibirá en junio 13 millones de vacunas solo de la compañía Pfizer:  "Vamos a pasar semanalmente de 1,7 millones de dosis a 2,7 millones de esta compañía" y destacó que  "estamos cumpliendo a rajatabla los objetivos. En la primera semana de junio habrá 10 millones de ciudadanos vacunados con pauta completa".

Vamos en línea recta hacia la inmunidad de grupo, ya que 33 millones de españoles estarán vacunados a mediados de agosto.

Por su parte, los populares tan solo una semana después de haber arrasado en las elecciones madrileñas en parte gracias al discurso basado en "la libertad" de poder hacer , tal como la misma Isabel Díaz Ayuso lo dijo, lo que a uno le dé "la gana", ha cambiado su mensaje y ha pasado a reclamar más restricciones.

Solo ocho días bastaron para que el PP dejara de reivindicar la "libertad" de "tomarse una cerveza" o "la libertad de salir de trabajar y poder ir a tomarse algo", como aseguró la presidenta, y ahora plantea "limitar derechos fundamentales" tras las imágenes de todos aquellos ciudadanos que repitiendo la consigna de Ayuso se aglomeraron en las calles sin respetar las medidas sanitarias el domingo tras el fin del estado de alarma.

Pablo Casado que fue contundente en su rechazo al estado la alarma, y que llegó a asegurar que votaría 'no' si el Gobierno quisiera ampliarla, ahora le reclama a Sánchez  que actúe para limitar la pregonada libertad aplicando el "plan B jurídico" que presentaron y que que fue rechazado en el Congreso en noviembre. 

Tuits de Pablo Casado sobre el  estado de alarma.

Es así, como el Partido Popular, ya va en contra de lo expuesto en campaña y pretende que el Gobierno avale su propuesta que contempla "controlar o limitar las entradas y salidas" y "limitar el movimiento" pudiendo "afectar al derecho a la libre circulación o al derecho de reunión".

Pero Casado no se ha quedado ahí, y ha pasado a amenazar con responsabilizar a Pedro Sánchez de los fallecidos de las próximas semanas, que desde ya sabe que podrían ser 20.000. Mientras tanto, Díaz Ayuso ha pasado de pregonar la libertad a pedir una ley de pandemias tras el fin del estado de alarma, aduciendo que "no tenemos responsabilidad ni herramientas para impedir que la gente salga a la calle, haya botellones o se celebren fiestas ilegales", a pesar de haber renunciado al poder que tiene, al igual que el resto de gobiernos autonómicos, de imponer restricciones que tendrían que ser ratificadas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Otras Noticias