Ruptura

Junts carga contra Junqueras y podrían repetirse las elecciones

Se eleva la tensión en el catalanismo con manifestaciones frente a la sede de ERC.
martes, 11 de mayo de 2021 · 10:57

Junqueras, traidor, púdrete en prisión”. Este insulto pronunciado por manifestantes que se acercaron a la sede de ERC en Barcelona, ha desembocado la escalada de tensión provocada por el cierre de las negociaciones entre los republicanos y JxCat para formar una coalición de Gobierno. 

El desacuerdo entre las fuerzas políticas catalanistas ha provocado severas reacciones entre las filas del soberanismo. Ayer, un grupo de ciudadanos se ha expresado con consignas contrarias al líder de Esquerra. Esta formación ha señalado que se trata de un puñado de simpatizantes de Junts, enviados para empantanar el escenario. 

Simpatizantes de Junts en la sede de ERC.

La confrontación ha llegado a un punto de no retorno con solo dos salidas a la vista: una repetición de las elecciones autonómicas  o un gobierno de Pere Aragonès en minoría. Pero el nivel de discordia puede inclinar la balanza en esta encrucijada.

La opción de un nuevo llamado a las urnas se hace cada vez más plausible debido al malestar y la desconfianza que reinan entre los de Puigdemont y los de Junqueras. Y la convocatoria a una sesión para una potencial investidura debe ser formulada por Laura Borràs, de JxCat, presidenta del Parlament. 

La portavoz de ERC, Marta Vilalta ha salido al cruce de las expresiones de los posconvergentes, que cuestionaban una fractura de los compromisos catalanistas, y ha hecho alusión a las diferencias en cuanto a políticas sociales con Junts, cuyos dirigentes portan ideas más conservadoras. 

La independencia de Catalunya y construir una República de derechos y libertades para todo el mundo es el objetivo de ERC, ahora y siempre.

Vilalta ha echado en cara a JxCat la dilatación en las conversaciones para reeditar un Ejecutivo de coalición, asegurando que la decisión tomada se basa en que su partido se ha visto "decepcionado y estafado" por sus ex socios en Gobierno catalán.

Es un paso firme, no una jugada táctica. 

En esta línea se ha expresado Gabriel Rufián, advirtiendo que “ERC no es la criada de nadie", recordando que “tiene 90 años de historia, un presidente fusilado por el fascismo por defender la independencia” y que pese a lo que pretendan otras fuerzas, "ni se la domestica ni se la tutela". Video de Público

Otras Noticias