Polémica

La negociación de Ximo Puig por dos millones de dosis de Janssen genera descontento en el Gobierno

Carmen Calvo envió una fuerte advertencia al presidente valenciano.
jueves, 8 de abril de 2021 · 03:45

La estrategia de vacunación del Gobierno central tiene a los presidentes del PP como principales opositores por la provisión de vacunas. Desde hace meses, el Gobierno de Ayuso es el que más ha confrontado con el Ministerio de Sanidad. Pero la gran sorpresa la viene dando hace semanas el socialista Ximo Puig, quien es un crítico de las decisiones del Consejo Interterritorial.

El presidente de la Comunidad Valenciana ha mantenido una serie de reuniones con empresarios de las compañías farmacéuticas unilateralmente, una actitud que descontenta en La Moncloa. La región tiene uno de los mejores números de vacunación con ambas dosis (262.860 ciudadanos) y ahora espera finalizar la mejor semana de la campaña con la llegada de 270.000 nuevas vacunas. A continuación, "Europa Press" muestra las críticas del Gobierno.

Las decisiones de las vacunas y criterios sanitarios corresponden al Consejo Interterritorial. No le corresponde a ninguna comunidad autónoma.

Carmen Calvo ha sido quien rompió la estabilidad que el Gobierno de Pedro Sánchez daba hacia el exterior. Como precisa “El País”, la histórica dirigente del PSOE y actual vicepresidenta remarcó que todas las regiones de España deben recordar el manejo “igualitario” de las dosis contra el coronavirus. Ximo Puig ha destacado del resto de los presidentes por mantener reuniones con directivos de AstraZeneca, pedir por la vacuna Sputnik V y también por enviar un fuerte comunicado exigiendo la liberación de las patentes hace pocos días. Esta serie de episodios no habrían molestado tanto como su encuentro con los responsables de Janssen, y el posterior anuncio dirigido a los ciudadanos.

Nos han garantizado que casi dos millones de valencianos habrán recibido esta vacuna antes de septiembre.

“El Periódico” revela el comunicado triunfalista que dio la Generalidad. “ABC” añade que sería suficiente para inmunizar por completo al 40% de los habitantes de la Comunidad Valenciana, pues hay que recordar que son monodosis. Pero al día de hoy ni siquiera el Ministerio de Sanidad puede dar precisiones sobre el reparto exacto de estas dosis, lo cual lleva a muchos a pensar que el presidente socialista negoció “a espaldas del Gobierno”. Precisamente la líder del Ejecutivo navarro, María Chivite, aseguró que ella no tiene la potestad de negociar unilateralmente. En su defensa, Ximo Puig remarcó que no se trata de una noticia “desconocida” y recordó el objetivo para el 9 de mayo.

El presidente valenciano mencionó a "Cuatro al día" su voluntad de llegar a un "verano de reencuentros" gracias a la vacunación. 

La meta es llegar al fin del estado de alarma con más inmunizados, mientras se mantenga un estricto toque de queda desde las 22 horas, tal como precisa “ABC”. El aumento del ritmo de vacunación fue notable en la Comunidad Valenciana tras Semana Santa, y ahora quienes nacieron entre 1956 y 1957 son el foco de campaña. Las expectativas del presidente socialista son aprovechar al máximo el nuevo aumento de 109.000 dosis que llegarán de AstraZeneca, un laboratorio al que criticó en una reunión con su directivo hace dos semanas, según “Información.es”. En lo referido a las vacunas de Janssen, la Generalidad ha explicado que su buen vínculo también se explica por las anteriores campañas de vacunación de hepatitis C, de acuerdo a “El Periódico”, y esperan en efecto que el buen ritmo permita vacunar a los mayores de 18 años con estos fármacos.