Disturbios

Interior sale en defensa de la actuación policial en el acto de Vox en Vallecas

La cartera de Grande-Marlaska es criticada por Santiago Abascal y por el sindicato JUPOL.
jueves, 8 de abril de 2021 · 10:35

El Ministerio de Interior ha salido al cruce de las críticas recibidas luego de los disturbios de amplia repercusión sucedidos en Vallecas, a raíz de un acto de precampaña de la formación de ultraderecha Vox.

La cartera dirigida por Fernando Grande-Marlaska se ha manifestado en defensa del operativo policial en el distrito madrileño, asegurando que tanto la cantidad de efectivos como su proceder han sido los adecuados. 

Se diseñó un dispositivo policial acorde a unas circunstancias complejas con el fin de garantizar los derechos de todos.

Tuit de JUPOL sobre la crítica a Interior.

De todos modos, los cuestionamientos hacia el diseño del dispositivo de seguridad para el mitin han surgido desde el propio sindicato de la fuerza. JUPOL ha afeado "falta de previsión y dotación de medios", reprochando la orden de no utilizar pelotas de goma. 

Pero no solo Interior ha sido blanco de los señalamientos. Los agentes policiales han destacado la responsabilidad del líder de Vox en los incidentes, desoyendo las advertencias de los uniformados en actitud provocadora.

Si Abascal no hubiera hecho de policía tal vez no habría 21 agentes heridos.

Abascal ha sido acusado de desoír las advertencias de los uniformados.

La principal figura del partido de extrema derecha ha negado sin embargo la versión compartida por muchos testigos en Vallecas, que afirman la instigación por parte de los dirigentes de Vox a los episodios de violencia: “Yo no provoqué a nadie. Nosotros cuando subimos a la tribuna nos lanzaron piedras”. 

“Marlaska es directamente responsable de todas las agresiones que se produjeron. Montó un dispositivo policial gigantesco que no se usó como es debido", ha asegurado Santiago Abascal en varias entrevistas. 

Desde la cartera de Interior han replicado: “Determinadas actitudes, sobre todo aquellas que se produjeron al no seguir las indicaciones de los agentes que velaban por la seguridad, ponen en riesgo el trabajo y la integridad de los propios policías”.