Cataluña

ERC aprovecha la urgencia de Junts en la Mesa, mientras que la CUP sorprende al respaldar a Borrás

La nueva negociación por la investidura tendría el agregado de una consejería clave.
jueves, 8 de abril de 2021 · 05:30

La investidura de Pere Aragonés sigue siendo postergada por Junts. En el medio, la CUP está mostrando un rol mediador inédito por un hecho que abrió divisiones en la formación de Laura Borrás: la salida de Cuevillas. Esta vez, los anticapitalistas serían más funcionales que ERC para llevar a buen puerto al futuro Gobierno independentista.

El partido del actual presidente en funciones ha encontrado en la crisis de los posconvergentes una oportunidad. El reemplazo del exabogado de Puigdemont será negociado en tanto se asegure la investidura del dirigente republicano. Partiendo desde esta base, Borrás estará condicionada tanto para mantener su plena influencia en el Parlamento, como también en las supuestas negociaciones entre las dos principales fuerzas separatistas por una consejería clave en la pandemia.

El caso de Cuevillas evidencia una falta de consenso en Junts respecto al papel de confrontación

“Europa Prees” precisa que uno de los portavoces de la CUP ha descripto un escenario inesperado para el independentismo hace un mes. Si bien existen diferencias entre partidos, no era esperable que en el partido conducido por Borrás un desacuerdo sea inmediatamente expuesto con una expulsión. Ahora emerge un nuevo nombre de sus filas para asumir en la secretaría vacante: Aurora Madaula. Los cupaires respaldarían esta designación, mientras que ERC sabe que la urgencia está de su lado. Dentro de Cataluña atrasan este debate, y fuera, Gabriel Rufián advirtió necesario que Junts “asuma” la victoria electoral de su partido, según “RTVE”.

Torrent insistió en que su formación tiene voluntad de un "acuerdo global".

Para el portavoz parlamentario es “complicado” sentarse a negociar si la presidenta del Parlamento no concibe este hecho. Roger Torrent ha también comparecido este miércoles para aclarar que la nueva secretaria adjunta de Borrás debe ser designada en los mismos términos de la investidura de Aragonés, de acuerdo a las precisiones de “El Periódico”. Reconstituir una Mesa acorde al partido de Puigdemont no sería el único freno: los republicanos también buscan proteger el lugar de Alba Vergés en el Departamento de Salud, pues los posconvergentes ambicionan una cartera que tiene mucho dinero, según “El Economista”.

Puede que en el debate por el control de sanidad también haya ingresado Oriol Mitjà. “El Mundo” ha informado una serie de críticas hacia ERC y Junts por igual, algo inesperado en el segundo caso por tener cierta cercanía con Quim Torra. Entre los cuestionamientos, cree que justamente Aragonés estaba en contra de su ingreso a la Generalidad. Lo cierto es que mantener la cartera de Salud es indeclinable para los republicanos, y ahora también maniobran para derogar los delitos de injuria que perjudicaron a Pablo Hasél. Sus eurodiputados lo pedirán internacionalmente en búsqueda de mejorar la “libertad de expresión” en España, según “Europa Press”; en un movimiento que no parece ser casual tras la polémica salida de Cuevillas de Junts por descartar proposiciones contra la Corona. Se inscribe también en los acuerdos con la CUP, una formación que ahora está del lado de Borrás, pero espera que las ambiciones sobre el nuevo Parlamento sean mejor justificadas por ellos.

El portavoz descartó la inclusión de los comunes en una posible candidatura a la secretaría.

No nos interesan las sillas sino lo que vaya a hacer la Mesa. ERC tiene la legitimidad para hacer lo que considere oportuno