Pandemia

Cataluña impondrá un nuevo cierre comarcal tras superar los 1.700 casos diarios

La hostelería no sufrirá restricciones, aunque la alcaldesa de Barcelona manifestó su oposición.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 18:08

La Semana Santa de Cataluña se destacó sobre el resto por un motivo: el gran movimiento de ciudadanos que se desplazaron a las distintas provincias de la región. El levantamiento de los cierres comarcales fue aprovechado y por la gran circulación registrada, la Generalidad tomó una decisión.

El Departamento de Salud comunicó que volverá a implementarse el cierre comarcal desde este viernes, una medida que ya tiene a la alcaldesa de Barcelona en contra. El aumento de casos habrían llevado a las autoridades a decretar esta medida. Miquel Sámper admitió que la restricción es inoportuna, por lo que justificó que será un “último esfuerzo”. A continuación, "La Vanguardia" muestra el anuncio de Alba Vergés.

Entramos en la cuarta ola. Pedimos un esfuerzo de dos meses para salir de la pandemia.

El medio citado replica parte de la comparecencia del consejero de Interior. Hace unos días, admitía en una entrevista que la vuelta al cierre comarcal estaba en la agenda del Gobierno de Cataluña. Hoy debía definirse la próxima estrategia, y haber superado la barrera de 1.700 casos ha dado argumentos suficientes para restringir la movilidad. La orden es seguir realizando pruebas PCR y test de antígenos masivamente para tomar parte del verdadero impacto de esta cuarta ola: por ello ahora están valorando entregar pruebas de autogestión a los ciudadanos, posiblemente, para acelerar la detección y evitar aglomeraciones en los centros de atención.

De acuerdo a “Redacción Médica”, ayer Meritxell Budó revelaba que la Generalidad tiene la idea de realizar una campaña con estas pruebas, criticadas por el Ministerio de Sanidad el año pasado, y también anticipaba que podían decretarse nuevas restricciones como consecuencia de los efectos de Semana Santa. Al confinamiento comarcal no se añadieron restricciones para la hostelería, según “La Vanguardia”, lo que representa un claro respiro para los comerciantes. Pero particularmente en la capital barcelonesa, los restauradores lamentan cada día el cierre de restaurantes históricos y el gremio que los representa espera por ayudas económicas que compensen la limitada actividad.

Es preciso remarcar que, si bien no se avanza en medidas contra la actividad económica, los hosteleros solo pueden abrir hasta las 17 horas. Esto llevó a que la facturación del Senyor Parellada, Agut y Can Soteras sea insostenible y opten por el cierre, tal como revela en exclusiva “El Periódico”. Lejos de pedir por estos sectores vulnerables a la crisis, la alcaldesa Ada Colau cree que el cierre comarcal será contraproducente: aumentará la circulación en la capital catalana, “según La Vanguardia”. Lo único que tiene en mente la consejería de Interior es bajar la circulación en Cataluña, pues hace unos días llegaron a movilizarse 135.000 autos a principios de Semana Santa, y ahora los Mossos de Escuadra doblarán sus controles en la carretera.

Se establecerán entre 350 y 400 controles policiales en las vías que comunican comarcas y en los entornos de parques naturales.