Certezas

Ayuso sigue dejando clara su intención de gobernar con Vox

La presidenta ha salido en defensa de la ultraderecha y continúa demonizando a Pablo Iglesias.
jueves, 29 de abril de 2021 · 11:24

Aunque a solo 5 días de las elecciones aún muchos se siguen preguntando hasta dónde llegaría el PP para seguir al frente de la Comunidad de Madrid, parece que pocos se han dado cuenta, o bien lo disimulan, que Ayuso lo ha venido dejando claro: su intención es  gobernar con Vox, si los resultados del 4M confirman los datos de las encuestas.

No han sido pocos los guiños que la actual presidenta de la CAM ha hecho a la ultraderecha y al fascismo, algo que se contradice profundamente con el lema de su campaña, pero que de cara a sus seguidores es símbolo de valentía. 

Desde su declaración abierta en el programa de Ana Rosa Quintana, en la que se manifestó orgullosa de que le digan fascista porque según considera, eso es estar “del lado bueno de la historia”, hasta la despectiva manera en que se ha expresado sobre las personas que tienen que acudir a las colas del hambre, o la “obligación” que tiene de acoger a menores desprotegidos, la candidata popular no ha parado de lanzar sendas señales de complicidad con la extrema derecha. Vídeo de La Vanguardia

Tal es así que ayer Ayuso ya fue muy clara y ha asegurado que no es "equidistante" entre Vox y Unidas Podemos, y se ha lanzado a la conquista de quienes todavía dudaban de sus intenciones, posicionándose tajantemente a favor de la formación de ultraderecha.

No soy equidistante entre Vox y Podemos, no he visto en Vox las barbaridades que están cometiendo muchos líderes de Podemos.

Ayer la presidenta se posicionó tajantemente a favor de Vox.

Acto seguido, pasó a retomar los dichos que ya usaba antes de la campaña  "Creo que no podemos ser equidistantes con un partido que arremete contra las instituciones constantemente, contra la figura del rey y que ha bebido de las peores dictaduras".

Mientras acusa a Podemos de ser quien esté moviendo "el espantajo de los odios" cuando "los únicos que odian son ellos", la actual presidenta se ha olvidado de condenar que su eventual socia de gobierno haya criminalizado a “menores” en situación de vulnerabilidad y hoy dado un paso más allá en el amplio abanico de sus contradicciones.

En una visita que ha realizado a la almazara de la cooperativa de aceite de oliva Recespaña, en Villarejo de Salvanés, Ayuso ha imitado el tono despectivo de Rocío Monasterio para  ironizar sobre  "la campañita" que está haciendo Pablo Iglesias y ha asegurado que tiene ganas de que termine para que "se vaya" porque, considera que no va a coger el acta de diputado en la Asamblea de Madrid.

La candidata que se precia de no odiar y se manifiesta a favor de la ultraderecha, ha continuado asegurando que Iglesias "nació del mal para hacer el mal" y ha cerrado con broche de oro añadiendo que quien "habla siempre de la violencia, quien parte de la violencia, es Pablo Iglesias". Aunque Isabel Díaz Ayuso no le da importancia a las amenazas, parece olvidarse que el candidato de Unidas podemos viene soportando el asedio de seguidores de Vox y de la prensa que la sostiene, a su familia desde hace meses.

Otras Noticias