4-M

Madrid en vilo ante el primer debate electoral

Los candidatos a la presidencia de la comunidad se enfrentan esta noche en la televisión pública regional.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 14:12

El primer debate de la campaña electoral para el 4-M en Telemadrid ha logrado despertar grandes expectativas, debido al elevado perfil político de varios de los contendientes y del contraste que genera la marcada línea divisoria entre dos modelos para la Comunidad de Madrid. 

La confrontación entre los seis candidatos de las principales formaciones políticas en la región dará comienzo a las 21.30 y llega con la promesa de producir efectos de relevancia para la carrera hacia las urnas, con varias especulaciones sobre las diferencias plausibles en las capacidades discursivas. 

Las capacidades discursivas de los candidatos de Más Madrid y Podemos seguramente marquen la diferencia.

En el caso de la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, tanto por la supuesta ventaja que lleva en las encuestas, como por el escenario adverso que presenta la fuerza retórica de los otros aspirantes, todo indica a que abordará una estrategia conservadora, en la que pierda poco. 

La presentación ante la ciudadanía de la plataforma electoral de cada partido, será acompañada de críticas a la gestión y de réplicas que podrían generarle contratiempos a la titular de Puerta del Sol. 

La actual presidenta quiso impedir el encuentro, después logró adelantar la fecha.

Una evidencia de este debate representa un obstáculo para la candidata del PP madrileño se encuentra en las maniobras realizadas para intentar impedir este encuentro entre los cabezas de lista. Pero solo ha conseguido adelantar la fecha, prevista para el 26, con la intención de ganar algunos días para recuperarse si el resultado le era muy perjudicial. 

Se verá cómo le va a Gabilondo con su estilo mesurado.

Tampoco parece el mejor ámbito para que desarrolle su propuesta Ángel Gabilando. En un clima tan denso, con tanto en juego, con los habituales modos controversiales que llevará a cabo la aspirante de Vox, Rocío Monasterio, sumado a la presión de la izquierda, y a la imprevisibilidad de las respuestas de Ayuso ante la realidad, el estilo mesurado del socialista corre el riesgo de diluirse. 

A quince días de los comicios, la tensión va en aumento, y son pocas las voces que analizan en la previa del debate de los candidatos a la Asamblea madrileña, que alguna perfomance errática podría dejar a algún partido fuera de carrera.