Cataluña

Un referente independentista de Junts sorprende al descartar proposiciones contra la Casa Real

El partidario de Carles Puigdemont recordó las consecuencias judiciales del pasado.
viernes, 2 de abril de 2021 · 19:51

La hostilidad que históricamente tuvieron los partidos independentistas catalanes con la Casa Real es bien conocida. Los escándalos del Rey Juan Carlos del año pasado han dado pie a muchos reclamos de ellos para retirarle honores. Sin embargo, un referente de Junts sorprendió al realizar un pedido ajeno a estos posicionamientos.

Jaume Alonso-Cuevillas, uno de los allegados a la presidenta del Parlamento, propuso este viernes que las formaciones se abstengan de votar proposiciones contra la Corona. Lo que es más llamativo es que su maniobra incluye resignar las habituales proposiciones independentistas, pero detrás de ello tiene un objetivo. En lo respectivo a la investidura de Pere Aragonés (ERC), sus partidarios republicanos estarían dando nuevos pasos sobre el Consejo para la República.

No sé si tiene sentido que te inhabiliten por haber tramitado una resolución que no lleva a ningún lugar

Cuevillas espera que este viraje evite las situaciones de inestabilidad vividas por la inhabilitación a Torra en octubre de 2020.

“El País” replica una de las declaraciones del secretario parlamentario de Junts, una formación que entre las tres separatistas se destaca por ser más inflexible con su pedido de declaración unilateral. Por ello, el hecho de tener a un posconvergente descartando proposiciones de estas características sorprende. Su frase alude claramente al antecedente de Quim Torra, inhabilitado por colgar pancartas independentistas en el Palau de la Generalidad; así como también a Roger Torrent, ahora investigado por dar vía libre a una tramitación separatista hace unos años. Por el lado de las proposiciones contra la Casa Real, surgen interrogantes por las últimas sesiones de la última legislatura y por la posición de su líder, Carles Puigdemont, sobre esta decisión.

Cuando en los últimos días de diciembre comenzaban a planearse las elecciones, los independentistas buscaron una certeza para el inicio de la próxima legislatura: pedir la amnistía para sus líderes condenados, y también solicitar a La Moncloa que elimine el título de Emérito al padre de Felipe VI. “El País” precisaba que las propuestas tenían el aval de republicanos y posconvergentes por igual, para también investigar las finanzas del exmonarca. Al día de hoy, con la muestra de la aplicabilidad de las penas por “dañar a la Corona” expuestas en el proceso de Pablo Hasél, el diputado Cuevillas considera que realizar manifiestos declarativos “no aportan” algo, sino que es necesario otro tipo de actos, de acuerdo al medio citado. Uno de ellos lo pretendía hacer hace meses el eurodiputado y expresidente Puigdemont, al pedir la retirada de monedas del exjefe de la Casa Real.

El diputado Sabria exige que el Consejo para la República no sea un instrumento más del independentismo.

Creo que es más inteligente poner en evidencia los tics antidemocráticos del Estado español

La conclusión que expone el referente de Junts, según “El País”, es poco gráfica puesto que no especifica cuál sería su plan. Lo cierto es que el partido independentista muestra un cambio de postura política de 180 grados: pasó de pedir mayores fueros y garantías parlamentarias hace unas semanas, por intermedio de Laura Borrás, a descartar una de las vías de actuación más tradicionales en el movimiento. Puede tener relación con el pedido de ERC de ceder, poco a poco, a la moderación que busca Aragonés. En este sentido, la situación del Consejo para la República que controla Puigdemont apremia al actual presidente en funciones. La ANC pidió por su conducción, según “La Vanguardia”, que los allegados al republicano advierten “más autónoma” que la actual.