Pandemia

La cepa británica se expande al 80% de los casos, y genera hospitalizaciones en menores de 60 años

Los epidemiólogos manifiestan su optimismo por un tasa de decesos inferior al resto de la UE.
lunes, 19 de abril de 2021 · 05:15

La cuarta ola de casos ha comenzado desde hace aproximadamente dos semanas. A diferencia de las restantes, la variante del coronavirus ha dejado de ser la original para transformarse la cepa británica en la predominante. Teniendo en cuenta estos datos, todavía se desconoce si realmente causa mayores complicaciones y consecuentes ingresos hospitalarios.

Los indicadores de Sanidad muestran que la mutación originaria del Reino Unido supone 8 de cada 10 casos detectados. La comparación con otros países es similar, aunque todo cambia cuando se tiene en cuenta el nivel crítico extranjero de las UCI y la tasa de letalidad. Probablemente, el verdadero fenómeno distintivo de esta etapa de la pandemia sea que las terapias intensivas son ocupadas por españoles jóvenes, según revela “La Razón”.

Los directores de los hospitales aseguran que están lejos del colapso.

Cuando hace un año los ciudadanos vivían los primeros días de estado de alarma, el presente era triste por la cantidad de personas mayores que fallecían por consecuencia de su vulnerabilidad al coronavirus. Más de 12 meses después, llegó una cuarta ola que la protagoniza una cepa británica, más contagiosa (se expandió del 2% de los contagios en enero, al 80% ahora) y discutiblemente más dañina, según los consultados por “El País”. Un estudio de la revista “The Lancet” ha corroborado que la variable tendría más potencial viral, pero que su tiempo de infección sería menor al de las anteriores.

No se han cumplido los peores augurios, lo que evidentemente es una buena noticia, pero también nos muestra que nos falta mucho por saber

Uno de los consultados por el diario antes mencionado, no entiende los motivos por los cuales la mutación ha sido más perjudicial en otros países de Europa que España. Actualmente, la ocupación media nacional de los cuidados intensivos es del 21,71%, una cifra que está muy alejada de los niveles de la primera y segunda ola de contagios. Fernando Simón mantiene un discurso cauteloso y alarmante para preservarlos, que hasta ahora ha dado resultado. La otra cara de la misma moneda está sobre quiénes son los ingresados: la Semes reveló que la mayoría tiene 58 años, y en algunos casos los cuadros se agravan.

Tienen más posibilidades de sobrevivir a la medicina intensiva que se le aplica porque la edad es un factor determinante

Los controles de Barajas están bajo la mira por una supuesta propagación de virus de esquiladores uruguayos.

“La Razón” replica algunos de los informes en torno al estudio de los pacientes jóvenes. Puede que permanezcan más tiempo internados (aunque no un tiempo excesivo), una realidad opuesta a la de hace un año, cuando lamentablemente muchos ancianos fallecían. Por lo tanto, la cepa británica aún no es terminantemente más peligrosa para la tasa de decesos en España. Otra de las expertas consultadas por “El País”, asocia el buen presente de nuestro país a las rápidas medidas sanitarias de cierre con el Reino Unido, a finales de diciembre. Sin embargo, en lo referido a los controles internacionales existen discrepancias por parte de regiones como la madrileña. Hoy Ayuso aseguró que la falta de cuidados en Barajas podría haber sido mejor, para evitar el ingreso de la variante del Reino Unido y también la sudafricana, tal como precisa el portal “Imparcial.es”.