Polémica

García Egea y el presidente de Murcia habrían incumplido el aforo de seis personas en un local

La formación de López Miras responsabiliza al PSOE por difundir un “bulo”.
domingo, 18 de abril de 2021 · 19:40

A semanas de la moción de censura fallida, el Gobierno de Murcia “respira” una legislatura triunfalista con la polémica incorporación de una exdiputada de Vox. Teodoro García Egea habría sido una pieza clave para que algunos dirigentes de Ciudadanos traicionen a su partido, y en este sentido, hoy viajó a la región para tomar parte de la situación política del Ejecutivo popular.

Lo sorpresivo fue que el segundo de Pablo Casado se habría reunido con el presidente regional y otros dirigentes en una terraza, sin distanciamiento social ni mascarillas. El referente había viajado porque López Miras ahora afronta problemas para darle el visto bueno a los Presupuestos de la comunidad (que implicaría pactar con Ciudadanos o Vox); pero no advirtió que tendría inconvenientes con la oposición que ya reclama sanciones por las medidas vigentes.

La ley es clara y se la han saltado, porque se creen impunes a todo, y no se conforman con comprar voluntades y formar un gobierno de tránsfugas.

Los socialistas exigen un pedido de disculpas y la dimisión del presidente regional.

Uno de los portavoces del PSOE regional ha repudiado la imagen. “La Vanguardia” precisa que su mayor descontento se debe a la “falta de ética” de los presentes en este encuentro, puesto que las restricciones impiden que el aforo supere las seis personas. En este caso, los reclamos deberían ser directamente enviados a los dueños del local, quienes recientemente habrían tenido cierto “aire” tras la primera semana de la cuarta ola. Se vieron beneficiados por las ayudas desplegadas desde el Ayuntamiento capital, de aproximadamente 200.000 euros otorgados por la alcaldesa Guevara.

Los datos de Murcia son muy buenos: tiene una tasa de incidencia de 66,96 casos por 100.000 habitantes que deja a la comunidad junto a Baleares, Galicia y la Comunidad Valenciana por debajo de los 100 casos. Este fue el motivo por el cual López Miras atrasó el toque de queda para las 23 horas de la noche, tal como añade “Onda Cero”, pero siguen vigentes las restricciones de aforo de seis personas en cada mesa. Ante la polémica imagen del referente nacional del PP con el presidente regional, los dueños del local justifican que la cantidad de comensales estaba ajustada a la ley, según “La Vanguardia”.

Al finalizar la comida, el responsable de nuestro restaurante se ha sentado en la mesa contigua para agradecerles su visita y para transmitirles la situación de la hostelería.

La denuncia del PSOE es desestimada para los actores involucrados, pues incluso los populares que siguen a López Miras creen que esta fue una clara demostración de un “bulo” creado por los socialistas. Por el lado de Ciudadanos no se produjeron críticas, sino que se alentó a que la hostelería pueda abrirse hasta las 12 de la noche para que “no se ahogue” a estos sectores, de acuerdo a “La Razón”. Lo cierto es que la visita de Egea termina siendo más conflictiva de lo que la sede de Génova preveía: el propósito del viaje de su secretario era que colabore en la recolección de los 23 votos para darle vía libre a las cuentas de Murcia. La fragilidad del presidente de esta región es clara, debido a que ahora depende exclusivamente de Vox o Ciudadanos para seguir con una legislatura estable en las proposiciones que pretende aprobar, según el diario murciano “La Opinión”.