Pandemia

El Gobierno extiende el cierre fronterizo con Portugal por los presentes epidemiológicos dispares

Los municipios cercanos advierten los perjuicios económicos de la prórroga a la restricción.
sábado, 17 de abril de 2021 · 09:50

La cuarta ola de la pandemia se sigue expandiendo en nuestro país y el resto de la región. La tasa de incidencia ha llegado a subir por más de 10 puntos, un hecho que no solo preocupa puertas para adentro: el Gobierno decidió tomar una medida con una importante frontera internacional, que resultaba esperable por los antecedentes de los últimos meses. 

La frontera seguirá restringida en su límite con Portugal hasta al menos el 1 de mayo, en una decisión que se habría tomado conjuntamente con la nación vecina. La situación epidemiológica cambia los planes para ambos países, pues últimamente se mostraron cercanos en sus propuestas bilaterales ante la UE en lo referido a una actividad económica clave.

La situación epidemiológica en España y Portugal aún aconseja el mantenimiento de medidas preventivas restrictivas de la movilidad en el interior del territorio.

Las excepciones están basadas en el Tratado de Schengen de la UE. 

Como precisa “El País”, el Gobierno solo ha dado un paso adelante tras la aprobación de la misma prórroga en el país luso. El cierre fronterizo persiste desde enero, momentos donde la tercera ola llegaba al pico epidemiológico español. Lógicamente, el decreto tendrá excepciones porque responde a una señal de alarma por el auge de casos en ambos países. Sin embargo, resulta muy distinto que España haya registrado más de 9.600 casos en el informe de ayer de Sanidad, y en cambio Portugal haya notificado apenas 500 nuevos casos. Además, en el interior de este país se valoran aperturas a la actividad, según “Europa Press”.

La decisión más esperada es la vuelta a clases presenciales desde este lunes. Se presume que se habilitarán también medidas que amplíen el aforo de la hostelería y otros tipos de comercio, tal como añade la agencia citada. En nuestro país, el presente es distinto con la discusión en puerta por la prórroga del estado de alarma, por lo que claramente la tendencia española es seguir acotando actividades. Esta coyuntura difícil no ha impedido que los dos países se hayan unido recientemente para reclamar un viraje en el control de la actividad pesquera de la sardina. “Europa Press” precisó ayer que las autoridades españolas y lusas acordaron en un documento aumentar el porcentaje de capturas; una medida que puede buscar equilibrar algunos reclamos de Galicia tras considerarse perjudicada con el Brexit.

Los expertos de ambos países esperan por la confirmación del ICES  para su plan pesquero.

Otra de las políticas que acercan a ambos países tiene relación con la agenda de África que recientemente anunció Pedro Sánchez. Por lo tanto, el Gobierno ha podido despejar los interrogantes que hace meses se abrieron con la Administración lusa en términos de cooperación, principalmente por los proyectos AVE de transporte que parecían estancados. Las excepciones que hoy se volvieron a enumerar en el decreto muestran la buena sintonía: los españoles residentes que provengan de Portugal podrán ingresar por razones laborales, escolares y de emergencia, según “El País”. De igual modo, la medida no sería oportuna para los alcaldes de los municipios limítrofes. “La Voz de Galicia” revela que advierten dificultades en la movilidad, así como también perjuicios económicos por el viento favorable antes mencionado.

Una nueva prórroga del cierre de la frontera con Portugal, ahora que se desarrolla una apertura de la economía y las restricciones, será una ruina económica para el territorio del río Miño

Otras Noticias