Sanidad

Madrid se niega a aplicar nuevas restricciones y critican a Ayuso por la gestión de la pandemia

Mañana se concentran sindicatos y asociaciones sanitarias contra la política “caótica e irresponsable” del Ejecutivo regional ante la crisis.
viernes, 16 de abril de 2021 · 12:01

A solo dos semanas de los comicios autonómicos, y a 48 horas del inicio formal de la campaña electoral, la controversia sobre el manejo de la salud pública en Madrid ha ganado intensidad, volviendo a poner bajo una lluvia de críticas a la estrategia frente a la pandemia. 

La Comunidad madrileña, junto a Navarra y Euskadi, encabezan la lista de regiones con mayor crecimiento de los contagios en la tercera ola. Pero hay una notoria diferencia entre las tres autonomías: las autoridades sanitarias de la CAM han dispuesto una laxitud de las medidas y se han negado a aplicar las restricciones recomendadas por el Consejo Interterritorial. 

Este polémico accionar del gobierno de Ayuso ha venido despertando diferentes niveles de indignación, pero tanto el repunte de casos como la certeza de que ante la proximidad de la cita con las urnas no habrá cambios en los lineamientos frente al COVID 19, han impulsado una manifestación para este sábado. 

El accionar del Gobierno de Ayuso ha despertado la indignación de varios sectores.

La Marea Blanca, conformada por asociaciones vecinales y organizaciones de profesionales de la sanidad, se concentrarán en la Puerta del Sol para reclamar ante una gestión a la que han calificado como “caótica e irresponsable”. 

Un modelo de gobierno que antepone los intereses partidistas a los derechos de la ciudadanía, poniendo en riesgo, incluso, el patrimonio más preciado: la salud. 

La situación epidemiológica en Madrid obliga a preocuparse. Aparte de contar con una de las cifras de incidencia acumulada más elevada, la Comunidad tiene los más altos niveles de ocupación hospitalaria en todo el territorio. 

Nuestros Centros de Salud siguen funcionando con escasez de recursos humanos y los SUAP permanecen cerrados.

Pero desde el Ejecutivo autonómico continúan afirmando su difuso objetivo de hacer “compatible la vida y la economía”, y ante los cuestionamientos, la presidenta regional ha expresado: "Nosotros sabemos lo que estamos haciendo”.