Polémica

El Gobierno transfiere competencias de prisiones al País Vasco y Ayuso reprocha el reparto a Madrid

Las diferencias por la pandemia no evitan que Sánchez y Urkullu formalicen el acuerdo el próximo mes.
viernes, 16 de abril de 2021 · 19:38

Desde la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa mantuvo una alianza con el PNV que llegó a grandes logros en conjunto: desde la investidura, pasando por pactos fiscales y vistos buenos a leyes de importancia, se puede ver que el líder del PSOE e Iñigo Urkullu tienen una buena relación. Este viernes cerraron un acuerdo de transferencia de competencias que resulta millonario, pero que restan meses para que entre en vigencia.

El Gobierno transferirá tres prisiones al País Vasco, por un valor de 70 millones de euros para que la administración de las mismas sea regional. Miquel Iceta fue clave también para incluir competencias sobre carreteras, en una “apuesta” a reforzar la autonomía de la región norteña. Desde Madrid, Ayuso reprochó a Sánchez por las ayudas al socio parlamentario, en una jornada donde la oposición seguramente lamentará un nuevo traslado de los detenidos de organizaciones criminales. A continuación, "El Mundo" muestra los anuncios realizados tras el pacto.

Este es un hito muy importante y satisfactorio para el futuro del País Vasco.

Una de las enviadas por Urkullu manifestó su optimismo por el visto bueno de los de Pedro Sánchez al acuerdo. “El País” precisa que la formalización del mismo y la famosa “foto” entre los mandatarios estaría estipulada para el 10 de mayo. Ambos gobernantes no atraviesan quizás su mejor relación, por una variable que no valoraron cuando comenzó la legislatura del PSOE: la pandemia. Hace días, el presidente vasco pidió continuar el estado de alarma, y ahora la negativa lo preocupa porque la región ya llegó a los 375,23 casos por 100.000 habitantes.

Las hospitalizaciones también están en un presente crítico, al tener un 28,60% de ocupación en las UCI, y ser así la quinta autonomía con mayores camas de cuidado intensivo ocupadas. Precisamente hoy, el presidente del País Vasco confirmó en el Parlamento regional que piensa en un decreto que tenga alcance sobre dos puntos que considera esenciales: la limitación de la circulación y los encuentros sociales, según “La Vanguardia”. Pero admite que restan semanas para llegar al 9 de mayo, día del fin del estado de alarma y previa a su encuentro con Sánchez para oficializar la transferencia de prisiones del Gobierno. Se tratará de los centros de reclusión de Zaballa, Martutene y Basauri, así como también “el seguimiento de las penas” de los convictos, de acuerdo a “El País”.

Nos acerca un poco más al objetivo del cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika. Es un avance en el autogobierno.

La extensa negociación entre los representantes del PNV de Urkullu y el Ministerio de Políticas Territoriales incluye el último punto mencionado: monitorear las condenas. Puede sonar sospechoso en una jornada donde se firmó un nuevo traslado de exdirigentes de organizaciones ilegales. “ABC” precisa que seis condenados llegaron hoy al País Vasco y Navarra. Las repercusiones comenzaron desde Vox, con Hermann Tertsch tildando el acuerdo de competencias como un nuevo paso que blanquea la “alianza” del Gobierno con los cómplices de miles de fallecimientos. También llegó la polémica a la campaña madrileña, pues Ayuso reprochó la “autonomía para gestionar prisiones y dividir a los catalanes”, en detrimento de Madrid.

La presidenta popular aludió a los planes de Hacienda, que eliminarían las competencias sobre las bonificaciones de Madrid a las rentas altas.