Trabajo

Yolanda Díaz reivindica sus políticas para evitar la “devaluación retributiva” de los riders

La ministra también se refirió al teletrabajo tras una reciente resolución del Gobierno.
lunes, 12 de abril de 2021 · 20:00

La situación laboral de los españoles ha cambiado en varios sentidos negativos, pero, sin dudas, los repartidores de plataformas digitales adquirieron una visibilidad notable que llevaron a discusión sus condiciones laborales. Tanto la regulación de su trabajo, como el caso del empleo vía telemática, son dos desafíos a los cuales hoy la ministra Yolanda Díaz respondió.

La titular de Trabajo no descarta que la ley de riders pueda extenderse a otros sectores laborales, puesto que “pueden caber consecuencia implícitas”. Esto quiere decir que la normativa debe seguir ajustándose por los derechos que puede habilitar a la positiva, así como también puede tener consecuencias para la sostenibilidad del negocio de los empleados y empleadores. Mientras espera la promulgación de la ley, Glovo se plantea un viraje productivo en Madrid por el cual no cuenta con demasiadas certezas.

Ha sido la norma más compleja y, por ello, todo el mundo quería legislar.

“El País” replica las explicaciones de Yolanda Díaz sobre una actividad que parecía tomar su propio curso por la era 2.0, hasta que llegó una pandemia que expuso la condición de “falsos autónomos” de los repartidores. En efecto, el Gobierno tiene acordada la regularización obligatoria de ellos, pero hoy la ministra sorprendió al mencionar que “puede servir de referencia” para otros trabajos. Por lo tanto, empresas como Deliveroo o Glovo (que busca nuevas formas de rentabilizar su actividad) pueden verse afectadas por más cambios del que deberá aplicarse en sólo unos meses.

La reciente recaudación de 450 millones de euros llevó a que Glovo opte por una nueva apuesta teconológica.

Según “Business Insider”, la empresa fundada hace seis años en Barcelona tiene previsto extender sus repartos a otros sectores de consumo: moda, electrónica e, incluso, salud, aprovechando las necesidades coyunturales. La apuesta ya comienza a verse en la capital madrileña, con la contratación de 100 ingenieros informáticos para renovar la funcionalidad de la plataforma de pedidos. Resulta una inversión que deberá estar en línea con el ajuste a regularizar a sus trabajadores. La ministra podemita de Trabajo ha recordado precisamente hoy que los avances tecnológicos no deben suponer “una devaluación retributiva”, tal como precisa “El País”.

No es admisible ni rentable que se entrene a las personas para la precariedad.

Más allá de los riders, Yolanda Díaz remarca que el sistema productivo acumula “los mismos problemas de siempre”, por lo que los nuevos trabajos resultan un desafío añadido a los cambios que se propuso al ingresar al Gobierno. Lo mismo ocurre con el auge del teletrabajo que la funcionaria también advierte importante, en semanas donde los sectores públicos y privados dividen sus decisiones. De acuerdo a “La Vanguardia”, justamente hoy, el Ministerio de Políticas Territoriales dio su visto bueno para que 230.395 trabajen telemáticamente tres días a la semana y en el resto de las jornadas combinen presencialidad. A diferencia de ello, Telefónica anunció que bajará la vía virtual a dos días, aunque “El Confidencial” confirma que la apuesta real es el teletrabajo.