Seguridad Social

El Gobierno planea frenar las jubilaciones forzosas e incentivar las tempranas con 12.060 euros

Escrivá anticipó su iniciativa y los sindicatos le recordaron otras reformas urgentes.
lunes, 12 de abril de 2021 · 18:32

El Gobierno abrió su agenda parlamentaria de esta semana con una reforma social postergada por el Ministerio de Seguridad Social. José Luis Escrivá explicó algunas de las premisas estipuladas para su reforma de pensiones, al mismo tiempo que los sindicatos se movilizaron para advertir al Ejecutivo por los posibles ajustes.

En la búsqueda de La Moncloa para aumentar los años de aporte, el objetivo del ministro es incentivar a quienes trabajen más de lo necesario con jubilaciones de hasta 12.060,12 por cada año que sigan con su alta. Este sería el recurso para convencer a los agentes sociales en una mesa de negociación que se anticipa conflictiva, pues hoy UGT y Comisiones Obreras manifestaron su cansancio tras tres meses de concordia y rumbo a la particular jornada del primero de mayo.

El sistema en su conjunto no se endurece

“Diario de Mallorca” es uno de los medios que replica las declaraciones que ha dejado el funcionario del PSOE en el Congreso de diputados. El Gobierno tendría el compromiso con la UE de retrasar la jubilación promedio de los españoles hasta los 67 años. En esta búsqueda de realizar este cambio sustantivo, “El País” revela que existirían tres fórmulas distintas, debido a que la situación se ha “descontrolado” en los últimos años: existirían entre 95.000 y 100.000 nuevos beneficiarios de jubilación.

“Voz Pópuli” precisó en un informe que la pandemia ha empeorado las previsiones mínimas que Nadia Calviño (Asuntos Económicos) y Escrivá (Seguridad Social) mantenían con Bruselas. Es preciso remarcar que en el medio de los vaivenes de este año, fallecieron muchos pensionistas por causa del coronavirus, pero el sistema en sí mismo sigue permitiendo que los españoles se jubilen cada vez más tempranamente, algo económicamente “difícil” de sostener ante la UE. Otra alternativa para frenar este fenómeno sería el de las jubilaciones “forzosas” que instan las empresas a quienes pueden jubilarse según la normativa, de acuerdo a “El País”.

Es necesario para que funcionen los otros elementos que proponemos

Esta reforma traería tranquilidad a los sindicatos por el lado de la productividad, pero acotaría los derechos de pensión. Lo mismo ocurriría con la permisividad de la “jubilación parcial” años antes de la edad convenida, que el Gobierno buscará imponer un tope de actividad del 60% mientras el trabajador tramita su pensión, tal como revela el diario citado. Lo cierto es que el PSOE muestra así reformas que, según Pablo Casado, dependen del 4M. Los sindicatos no meditan fechas, pues ya llevan meses pidiendo que se deroguen la última reforma pensionaria y laboral. En Comisiones Obreras recordaron hoy que se trata de un compromiso de coalición que sigue sin cumplirse y resulta esencial modificar tanto la fórmula jubilatoria como el SMI.