Pandemia

La Comunidad Valenciana mantiene un récord en la gestión sanitaria que Ximo Puig busca preservar

A pesar de las buenas previsiones, la vacunación afronta una polémica por la edad de los inmunizados.
domingo, 11 de abril de 2021 · 19:11

Los índices epidemiológicos que llevaron a España a estar en un selectivo grupo de países que controlaban la pandemia entre febrero y marzo se están revirtiendo poco a poco. El aumento de circulación en las grandes ciudades y comunidades generó cambios en la tasa de incidencia que tienen una excepción inédita para todos los analistas, tanto nacionales como internacionales: la Comunidad Valenciana.

La región gobernada por Ximo Puig tiene apenas una incidencia de 34,92 casos por cada 100.000 habitantes, una de las menores en todo el mundo. La reacción del presidente socialista es mantener las restricciones perimetrales, hasta el fin del estado de alarma y posiblemente hasta el verano, según “ABC”. Por el lado de la vacunación, las cifras también son esperanzadoras por las previsiones de tener 213.000 vacunas listas para administrar esta semana.

Los datos estadísticos avalan una anomalía en la Comunidad Valenciana desde el Miércoles Santo. Cuando la media nacional de incidencia aumentó 30 puntos en 11 días, la autonomía apenas subió seis puntos. Lógicamente, restan conocerse los datos de la Semana Santa que comenzarán a registrarse en los próximos días, un escenario que ya preocupa al presidente regional porque seguramente no mantendrá este ascenso lento de la curva. Por ello continúan las restricciones a la movilidad y actividad, un distintivo de la región que también le ha traído consecuencias económicas: es la que más ERTE presta a los trabajadores.

La prórroga al cierre de la hostelería para las 18 horas no generará mejoras económicas.

“Valencia Plaza” revela que 21.559 ciudadanos debieron ser asistidos con las ayudas de desempleo temporal. Es la cifra más alta de todo el país, que opone a la autonomía con Madrid. Los gobernados por Puig tienen menores casos y muchas subvenciones, mientras que Ayuso reúne mayor cantidad de contagios y menos ayudas, puesto que es partidaria de abrir la hostelería. “La Vanguardia” informó hace unas semanas que en la previa a la Semana Santa, 9 de cada 10 valencianos que trabajan en el rubro turístico seguían contendidos por los ERTE. Esta industria no es una apuesta del líder socialista, y prueba de ello es el cierre de hasta el 20% de las empresas. Como “ABC” recuerda, el propio presidente regional invitó a los madrileños a que “aguarden” al verano para visitar a los principales municipios de interés.

La colaboración de los ciudadanos y el esfuerzo de los equipos sanitarios están permitiendo que una planificación tan compleja funcione con normalidad

El principal horizonte para volver a la normalidad está en la vacunación. De acuerdo a “El Periódico de Villena”, la consejera Barceló (Sanidad) explicó que la próxima partida de más de 200.000 dosis será útil para las previsiones de inmunizar a la mayoría de la población. El hecho de mantener una administración eficiente del 90%, no elimina que el proceso de la Comunidad Valenciana no tenga ciertas “injusticias”: “El Mundo” reveló que quienes tienen entre 25 y 49 años recibieron más vacunas que los mayores de la tercera edad. Esta polémica se extiende a las autoridades, pues la funcionaria antes mencionada será vacunada en los próximos días con el fármaco de AstraZeneca, en una actitud que quizás busque restablecer la confianza sobre las dosis británicas. “ABC” recuerda que se contradice con una famosa declaración realizada hace unos meses.

Como aquel que dice, el capitán siempre tiene que ser el último en abandonar el barco, por tanto seré la última en vacunarme

La exalcaldesa y actual consejera socialista tiene 62 años, por lo que sería la primer inoculada del Ejecutivo valenciano.

 

Otras Noticias