Pandemia

Los consejeros de Cataluña, Baleares y Canarias defienden no utilizar las mascarillas en las playas

El justificativo estaría sobre un régimen de excepcionalidad, que ahora puede ser revisado.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 19:35

Este miércoles se abrió un debate postergado para la gestión sanitaria de cada comunidad autónoma de España: la utilización de las mascarillas. Mientras el Ministerio de Sanidad pide por su obligatoriedad, muchos Gobiernos regionales se han rebelado por sus programas de mediano plazo con el verano.

Desde Cataluña, Baleares y Canarias ya advirtieron a Carolina Darias que no seguirán su estrategia sanitaria sobre el estricto uso de tapabocas en las playas. Particularmente estas últimas dos autonomías se caracterizan por ser destinos turísticos muy frecuentemente elegidos por sus costas, por lo que esta medida sanitaria podría alejar a los viajeros. Lo mismo ocurre en la capital catalana de Barcelona, en donde los consorcios de la actividad ya plantearon su necesidad de tener una temporada de mitad de año con un millón de turistas.

Me parece bastante inaudito. Estamos gestionando una pandemia que requiere adaptarnos y ser flexibles, la situación de la epidemia cambia.

“La Vanguardia” replica las primeras reacciones del Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña. La implementación de las mascarillas en la vía pública es obligatoria en todas las regiones del país, pero ahora surgen interrogantes por las playas por un motivo: un presente sanitario distinto al de 2020. Si bien Alba Vergés defiende este último punto, lo cierto es que Fernando Simón y la ministra de Sanidad coinciden en el repunte de casos. Precisamente la comunidad que gobierna Pere Aragonés tiene una tasa de incidencia de 199,65 casos por 100.000 habitantes, que está a solo cinco puntos de multiplicar la media española (152 casos). Hasta la consejera se contradice al admitir una flamante cuarta ola, y a su vez defender la vía libre de los tapabocas. A continuación, "La Vanguardia" muestra su comparecencia.

Por el lado de Baleares, región que sorprende al resto por la gran cantidad de turistas alemanes que llegaron para la Semana Santa, su consejera de Sanidad también se encargó de distanciarse del Gobierno. Recordó que desde noviembre, su autonomía tiene un compromiso firmado para impedir el uso de tapabocas, pero no cerró las puertas a negociar con Darias, según precisa “El Confidencial”. Por el momento, solo quienes no sean parte de grupos convivientes deberán utilizar la medida sanitaria. La situación actual es particular para el Gobierno de Armengol, por unas jornadas que serán potencialmente exitosas por convocar a tantos viajeros. Sin embargo, no tiene el respaldo internacional de Alemania, desde donde creen que la llegada de sus residentes a las mini vacaciones no tendrán efectos para salvar la economía de las islas, según revela “Última Hora”.

No se trata de llegar a la situación de bañarse con las mascarillas, no es eso lo que se quiere

Por último, el Gobierno de Canarias (PSOE) también envió, por medio de su portavoz, un mensaje hacia Sanidad. Reivindica, tal como en Baleares, que existe un régimen de excepcionalidad para que las concurridas playas de su región estén exentas del uso de tapabocas. “El Confidencial” añade que la Administración regional no considera “siempre exigible” esta herramienta contra los contagios. Sin embargo, las alarmas están encendidas en estas islas porque algunos municipios están llevando la curva autonómica más arriba de lo habitual. “El Diario.es” explica que varios de ellos han pasado el umbral de los 50 casos de incidencia de riesgo bajo.