La Moncloa

Los principales dirigentes de Podemos celebran la designación del comunista Santiago en Agenda 2030

El flamante funcionario es recordado por su polémico pasado con organizaciones ilegales de Colombia.
martes, 30 de marzo de 2021 · 03:30

El Gobierno de coalición está atravesando una fase de cambios por los movimientos que se están realizando en Podemos. Pablo Iglesias asistirá a su último Consejo de Ministros este martes, para dejarle su lugar a Ione Belarra, quien es todavía la secretaria de Estado en la Agenda 2030. Ante su inminente relevo, la dirigente comunicó a su reemplazante.

Enrique Santiago, secretario del Partido Comunista de España, será el designado en esta cartera clave para la UE. Entre sus primeras declaraciones, mencionó su compromiso para defender los derechos humanos y fue felicitado por el líder del partido morado. La oposición no evitó definir como “contradictorio” el mensaje del Gobierno con este ascenso, puesto que el PSOE de Pedro Sánchez busca acercarse a una propuesta moderadora que Toni Cantó descarta.

Su trayectoria política y su compromiso por las causas justas es intachable y un ejemplo para muchos de nosotros.

La exsecretaria confía en que el dirigente de IU responda positivamente al compromiso de desarrollo sostenible que asumió España en 2015. 

Alberto Garzón, de Izquierda Unida, fue uno de los dirigentes que más celebró el anuncio sobre Santiago, en una histórica llegada a La Moncloa. Desde la Transición Democrática, el comunismo ha caído hasta lograr cierto posicionamiento entre el partido que hoy lidera el ministro de Consumo. La incorporación a Unidas Podemos termina llevando a cuatro diputados que lógicamente se sumaron a la coalición con el PSOE, hasta escalar en un puesto clave para el futuro de los españoles: la Agenda 2030. Los primeros retos que deberá afrontar serán los referidos al Foco África 2023, que impulsó Pedro Sánchez este lunes para fortalecer las relaciones bilaterales con los países de este continente, según “Servimedia”.

Los antecedentes del próximo secretario de desarrollo sostenible que tendrá La Moncloa lo ubican en la secretaría de juventudes del comunismo durante los años 90, de acuerdo a “El Periódico”, y asumiendo la conducción del partido en paralelo a su trabajo con la Comisión de Ayuda a los Refugiados en la década del 2000. Pero el problema que tendrá el presidente Sánchez se orientará sobre las acusaciones de la oposición, que ya comienzan a asociar a Santiago con organizaciones ilegales de Colombia que lo habrían contratado como abogado. Además, “Ok Diario” recuerda una revista en la cual realizó una polémica defensa sobre los Gobiernos de Fidel Castro y Nicolás Maduro, sobre los que estima que “soportaron bloqueos” económicos y geopolíticos.

Por último, “El Periódico” revela que desde Podemos confirman la continuidad en su cargo de diputado, un hecho que puede ser señalado como una incompatibilidad al tener también la flamante secretaría de Agenda 2030. Una de las razones puede orientarse sobre la Comisión Kitchen, puesto que tiene antecedentes como acusador popular que “El País” precisa. Precisamente es uno de los que insiste en que Bayo sea imputado por haber prestado un testimonio falso, que se contradice supuestamente con la Fiscalía y que por ello debe tener la intervención del fuero judicial, según “Diario 16”. Es un dirigente que puede delimitar mucho la influencia socialista, tal como lo hacía Belarra en conjunto con Iglesias. Aunque se desconozca su futuro comportamiento, “El Periódico” revela que la nueva vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, genera confianza en el PSOE para moderar al ala comunista y podemita del Gobierno. 

Con ella va a ser más fácil.