Partido Popular

Aznar le pone presión a Pablo Casado

El actual presidente del PP debe lidiar entre el enfado del antiguo líder y los planteos de los barones territoriales.
miércoles, 3 de marzo de 2021 · 11:39

Al cumplirse 25 años de su llegada a Moncloa, el ex presidente Aznar ha aprovechado para mover ficha en el Partido Popular, visiblemente molesto por la intención de la actual cúpula de renegar del pasado de la formación. 

Los severos reproches de la figura emblemática de la formación conservadora, no podrían llegar en peor momento para Pablo Casado, que debe maniobrar entre el desgaste partidario, las crisis internas con los barones territoriales, y con las críticas hacia su estrategia política. Vídeo de Público

Uno de los casos de divergencia más resonantes ha sido el desacuerdo entre el titular del PP y su por entonces portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, que ha quedado sin el cargo por la disputa ante el vuelco centrista. Luego de las elecciones catalanas, la diputada ha cuestionado con rudeza a Casado, afirmando que “ha defraudado”. Vídeo de "El Mundo"

El diagnóstico expuesto por la polémica legisladora contiene las mismas consignas que ha proclamado Aznar en este aniversario del triunfo popular. Esto da una noción del profundo nivel de crítica que está expresando el ex titular del partido hacia su ahijado político, y al que ha advertido en claros términos. 

La batalla de las ideas es básica, es fundamental. 

Aznar ha criticado la indefición de Casado.

Las apreciaciones del histórico dirigente conservador han sonado como una contundente reprimenda hacia la persona que él mismo designó para llevar adelante los destinos partidarios: “Si no se tiene idea de lo que se quiere hacer, normalmente las cosas se hacen mal”. 

Si se mete uno en el terreno de la indefinición, o indiferencia, nunca se encontrarán las recetas adecuadas. 

La antigua generación política del Partido Popular ha recurrido a José María Aznar, en su máxima potencia, para reorientar el rumbo de la formación, hacia un horizonte en el que la unión entre el PP y Vox sería inevitable. Ése es el foco puesto por el ex presidente: "La consolidación de la alternativa, el convertirte en un polo de atracción, para evitar que los extremos crezcan”, y para eso “el centroderecha español necesita un proyecto identificable”. 

Otras Noticias