Ciencia

En Galicia presentan un dispositivo que revierte el párkinson en un 80% con ondas de ultrasonido

Precisamente la pandemia perjudicó a quienes padecen esta enfermedad por una variable clave.
domingo, 28 de marzo de 2021 · 04:30

En un momento especial por las particularidades de la pandemia, las Administraciones regionales refuerzan sus inversiones en salud pública. Los tratamientos dirigidos a pacientes por coronavirus y el respectivo equipamiento parecen abarcar todos los presupuestos, pero sin embargo, la Xunta de Galicia presentó una propuesta de innovación tecnológica centrada en otra enfermedad delicada.

La técnica HIFU fue presentada por la consejería de Sanidad de Feijóo, con el fin de reducir más del 80% de los temblores de los enfermos por párkinson. Para esta iniciativa se utilizan equipos de alta tecnología, pues se implementa en pacientes con patología avanzada. Se trata de una urgencia paralela a la pandemia del coronavirus, que para sorpresa de muchos estudios internacionales tiene un punto de confluencia entre ambas enfermedades por la variable del confinamiento.

Ha mostrado unos resultados espectaculares de manera inmediata con una gran seguridad y sin apenas contraindicaciones.

Desde el portal “ABC” replican los avances de la sanidad de Galicia, una región que tiene particularmente a 4.000 enfermos por causa del párkinson. La enfermedad neurodegenerativa, que precisa “El País”, afecta en gran parte a los ciudadanos de la tercera edad. La región gobernada por el popular Feijóo tiene justamente una de las tasas más altas de personas mayores, y la pandemia fue especialmente preocupante por la vulnerabilidad de ellos al coronavirus. Pero un estudio de una asociación de la comunidad, precisado por “65ymas” alertó hace unos meses que los cuidados y medidas preventivas generaron un empeoramiento en el 66% de los pacientes con párkinson.

El confinamiento habría generado una alteración en las horas de sueño, puesto que las rutinas de cada persona se vio modificada. Otro estudio internacional publicado en “Heraldo.es” también vincula que los pacientes de la enfermedad se han visto significativamente perjudicados por una patología tan secundaria como habitual: el insomnio. Quienes tienen párkinson suelen ser más propensos a sufrir problemas para dormir, y el hecho de respetar un confinamiento agravó tal cuadro. Teniendo en cuenta el extenso estado de alarma que finalizaría en las próximas semanas, y el total de 160.000 españoles con la enfermedad, los efectos son inminentes entre quienes tienen avanzadas las patologías. “Con Salud.es” ha estimado que el 37% del total mencionado está en el grupo más afectado, pero el avance científico registrado en Galicia puede cambiar el rumbo. El primer paciente ya confirmó su experiencia públicamente.

Para mí ha sido un paso enorme, pero para la sanidad pública, por supuesto, un paso de gigante.

“ABC” replica la declaración de Emilio, quien hace décadas padece el mal de párkinson. Se habría sometido durante 45 minutos a ondas de ultrasonido que le causaron una leve lesión térmica para reducir el avance de la enfermedad. Continuará oportunamente en estudio de la Xunta, pues deben corroborarse los efectos sobre las neuronas transmisoras del cerebro que intervienen en la enfermedad. Otros tratamientos alternativos impulsados por institutos de nanotecnología se basan en realizar implantes de inteligencia artificial para alterar estas ordenes neurológicas, según explica “Whatsnew” en un informe. Los pacientes pueden contentarse con una gran esperanza, en tanto esperan las vacunas que serían seguras para ellos, según aclaró “Diario Farma” recientemente.