Pandemia

El presidente de Galicia acusó al Gobierno de utilizar criterios políticos en la gestión sanitaria

Alberto Núñez Feijóo advirtió por la legalidad de adelantar el toque de queda.
jueves, 25 de marzo de 2021 · 19:53

La posibilidad que ha traído el Ministerio de Sanidad a las autonomías comienza a generar un debate amplio entre los presidentes regionales. El adelantamiento del toque de queda supone una medida que los partidos de derecha rechazan, pues argumentan que los alcances de la ley son insuficientes. Uno de los más críticos de estas condiciones es el presidente de Galicia, quien no omitió referirse a esta chance expuesta por Carolina Darias.

Alberto Núñez Feijóo compareció para manifestar sus dudas con la “improvisación” de la cartera del PSOE. Los casos están subiendo en todas las comunidades y por lo tanto, el Gobierno planea seguir retrasando la cuarta ola con restricciones más severas. Entre sus habituales diferencias por las medidas sanitarias y su regulación, el presidente popular también expresó su desconfianza con las ayudas económicas. 

Queremos que la gestión de la pandemia se lleve con criterios sanitarios y no de oportunidad política.

Tal como precisa el portal “ABC”, uno de los referentes de la sede de Génova ya muestra los inconvenientes del estado de alarma. No valora “protocolar” este cambio de criterio, que ya muestra resistencias en otros sectores de su partido e incluso Vox. En Galicia, la tasa de incidencia es de 73,6 casos por 100.000 habitantes, un indicador muy bueno que Feijóo prefiere omitir para centrarse en el cálculo a siete días (que Sanidad no suele tomar), y que ubica a su región en los 32,8 casos. Los números son buenos, pero comparativamente se corrobora la curva ascendente de contagios: en localidades como Sanxenxo se han triplicado en sólo una semana, según “La Voz de Galicia”.

En principio, el líder de la Xunta gallega recibió el llamado de la ministra de Sanidad, tal como relata “ABC”, en una actitud que no valoró oportuna por adelantarse al Consejo Interterritorial. Para Feijóo, en ese espacio debía ser planteada la idea de modificar el toque de queda a las 20 horas, aunque tampoco está de acuerdo en seguir la recomendación. “El Español” revela que la decisión final sobre mantenerlo a las 22, o bien extenderlo hacia las 23, será tomada la semana próxima posiblemente a la luz del avance de casos. Pero la propuesta de Sanidad está rechazada, al igual que lo hicieron Madrid y Cataluña.

En su comparecencia, el presidente gallego también mencionó que remitirá sus proyectos ecológicos a la UE antes que al Gobierno central.

Para afectar derechos fundamentales se necesita una legislación orgánica suficiente.

Famoso por su ley de pandemias, que hace obligatoria la vacunación de los ciudadanos de Galicia, el presidente recuerda al Gobierno que su estado de alarma sigue bajo la lupa de varios juristas, según el medio antes mencionado. A menos de dos meses de finalizar, el decreto que ratificó el Congreso por mayoría comienza a tener contradicciones sobre las valoraciones para adelantar el toque de queda. Sanidad fue opuesto a modificarlo en el peor momento de la tercera ola, concretamente en enero, y justamente para hacerlo ahora debería atravesar un nuevo costo político complejo, ante unos socios parlamentarios divididos. Feijóo sólo ha dado el primer paso, en una comparecencia donde también cuestionó su parte de los fondos europeos: serán necesarios 19.698 millones de euros, según “La Voz de Galicia”, pero España recibirá sólo 72.000 este año.

Otras Noticias