Cataluña

La CUP confirma un preacuerdo para investir a Pere Aragonés y Junts no descarta ser oposición

Las formaciones independentistas pactaron realizar una importante reforma en los Mossos.
lunes, 22 de marzo de 2021 · 03:30

El 26 de marzo es la jornada clave para el futuro de los catalanes. Los frenos de Laura Borrás en el Parlamento no evitaron que dos formaciones ya hayan llegado a un acuerdo para la investidura del actual presidente de Cataluña, Pere Aragonés. De igual modo, Junts seguirá teniendo la última palabra.

ERC y la CUP confirmaron un preacuerdo de investidura que deberá ser ratificado por sus bases partidarias. Los posconvergentes todavía no se unieron a sus compañeros independentistas, pero un mensaje de Jordi Turull puede ser interpretado como un llamado de atención para la flamante investidura. Los republicanos creen que este anuncio puede ser crucial para destrabar la negociación.

No nos impresiona, y si tenemos que estar en la oposición, estaremos

“El Periódico” revela las primeras declaraciones de un dirigente de Junts, quien abre la puerta a enfrentarse a Pere Aragonés en su próxima legislatura. Los de Carles Puigdemont todavía recuerdan, al día de hoy, la fracasada investidura de Turull y advierten que esto “no puede volver a ocurrir” esta semana. Las denuncias contra la justicia dan pie al objetivo de Borrás, de proveer de mayores herramientas de inmunidad a los diputados. Se desconoce si esta medida está en los planes de los aliados de ERC y la CUP, pues los primeros detalles conocidos se orientan a un fuerte cambio en la dirección de los Mossos. Este pacto puede traer problemas por el consejero de Interior.

Otro de los compromisos firmados se orienta a evitar los desahucios en la región.

Se suspenderá el uso de los foam

Este tipo de herramientas represivas será abandonado, según lo que anticipa el medio antes citado, pues principalmente los de Lliure (CUP) calificaron de “excesivas” sus actuaciones en las sucesivas protestas por la detención de Pablo Hasél. Miquel Sámper (Junts) está al mando de Interior en la Generalidad, y es quien coordina a la policía catalana, pero fue excluido de la negociación al pertenecer a la formación separatista que todavía no acordó la investidura. Las diferencias para no sumarse estarían principalmente sobre el horizonte de la independencia catalana, un tema que no fue omitido en el preacuerdo oficializado hoy. Si bien no se hace referencia a una “mesa de diálogo”, se renueva el rol de los republicanos como negociadores ante La Moncloa; en tanto los de Pedro Sánchez revelaron a “El Periódico” que está lejana esa posibilidad. 

“La mesa se convocará cuando sea conveniente y oportuno para ambos gobiernos”, es una de las declaraciones realizadas desde el Ejecutivo. Puede que especulen hasta última hora con la investidura de Salvador Illa, lejana por la cantidad de votos. Lo cierto es que el pacto suscrito hoy valora un futuro “referéndum” acompañado de las negociaciones de Pere Aragonés y ERC, según el medio citado. Sin embargo, Endavant podría obstaculizar el preacuerdo de la CUP para el próximo jueves. En repetidas ocasiones mencionaron su voluntad de “colaborar desde afuera” de la Generalidad, pues se trata de un grupo radicalizado que tiene grandes planes con la independencia. Famosos por pedir la libertad de Hasél, promueven la “amnistía total” y reivindicaron la autodeterminación como “un ejercicio” que no se negocia, lejos así del estilo más moderado de los republicanos.

Otras Noticias