Polémica

Quim Torra rechaza pagar la sanción de 8.500 euros impuesta por el Tribunal Supremo

El expresidente y su antecesor, Carles Puigdemont, insisten en la falta de imparcialidad de la justicia.
viernes, 19 de marzo de 2021 · 06:30

Desde la polémica inhabilitación que lo alejó forzosamente de la política, Quim Torra continúa con los litigios pendientes de su gestión. Sin embargo, el expresidente no se mantiene al margen de las decisiones de la Generalidad de Cataluña, ni tampoco acepta los cargos que debe enfrentar por las resoluciones del Tribunal Supremo.

El dirigente de Junts está procesado por haber vulnerado la neutralidad política que toda autoridad del Estado debe ejercer. En efecto, el máximo órgano judicial impuso una sanción de 8.500 euros que el independentista se niega a pagar. Su actitud desafiante respecto al resto de España prevalece; y también critica a su excompañero del Ejecutivo catalán, Pere Aragonés, por la conducción de la pandemia en su ausencia.

No pienso pagar. Era mi deber hacer público que en su Estado, como denunció la ONU, se persigue a los disidentes y se encarcela a quien discrepa.

“La Vanguardia” replica el justificativo de Quim Torra para omitir este deber de resarcimiento económico. Cuando era presidente de Cataluña, el dirigente separatista mostró en el edificio del Palau de la Generalidad unas pancartas en favor de su causa. Por esta razón, el Tribunal Supremo lo condenó también a aislarse de la política regional, en un fallo que muchos juristas tildaron de “excesivo”. No es el único referente de la independencia que se enfrenta a los principales juzgados de España: Carles Puigdemont también presentó un recurso en la jornada del jueves.

Puigdemont respaldó a su sucesor en la Generalidad, quien justamente se enfrenta a un cargo judicial por haber enviado un mensaje institucional que reclamaba su exilio.

El eurodiputado señaló la imparcialidad de Conde Pumpido en reiteradas ocasiones, y finalmente presentó un recurso contra el Tribunal Constitucional, según precisa “El País”. La aplicabilidad del artículo 155 siempre fue el principal cuestionamiento de los dirigentes de Junts y ERC, ante una declaración unilateral que desde la previa contaba con la advertencia del delito de sedición. Hoy Torra pidió a sus fanáticos reprobar en las redes sociales al órgano judicial. El pedido de autodeterminación sigue en pie para el expresidente, pues así lo manifestó en los últimos días con la confianza puesta en una “unidad” del independentismo que no pudo tener en su legislatura.

Estimado Poder Judicial, tomen nota. Ya pueden empezar a multar a todos.

Quim Torra sigue inhabilitado y no teme mayores consecuencias. El auto judicial deniega su argumentación de ejercicio de libertad de expresión, pues aduce que “no es instrumento del poder público”, sino que una garantía constitucional, según “La Vanguardia”. Lejos de la responsabilidad de su último cargo, manifestó hace unos días que “ruega que no haya divisiones” como ocurrió con ERC durante su mandato, según “Europa Press”. La opción de consolidar una mayoría tripartita es requerida por el referente catalán, que desarrolla su actividad como expresidente al frente de los actos de Ómnium, una plataforma separatista que reivindica el uso del catalán en todas las instituciones del Estado. 

Otras Noticias