14F

El Govern acusa a Vox de provocar en sus actos electorales

La portavoz Budó asegura que el partido de ultraderecha pone en riesgo a los manifestantes.
martes, 9 de febrero de 2021 · 14:33

A pocos días de las elecciones catalanas, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha señalado que Vox no está teniendo en cuenta las instrucciones de seguridad de los cuerpos policiales en sus actos electorales, y pone en riesgo a los manifestantes.

En la tradicional rueda de prensa posterior al Consell Executiu, Budó ha asegurado que los miembros del partido de ultraderecha "Están poniendo en riesgo no solo su propia seguridad sino la seguridad de los manifestantes y de los cuerpos de seguridad".

Así mismo, la consellera de Presidencia ha remarcado que el accionar de Abascal y los suyos es hecho "con un segundo objetivo, pasan de ser actos políticos a ser provocaciones", y ante la intervención de los Mossos en los incidentes que se han presentado en algunos actos de Vox, ha asegurado que el Govern siempre actuará frente "actos de violencia y respetando el derecho a la manifestación y a la participación política". Vídeo de Xavier Rius

Por otra parte, Vox ha denunciado ante la Junta Electoral al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, por "alentar a la violencia", en referencia al mitin del pasado sábado en el que el también candidato de ERC a la Presidencia, hizo un llamado a los jóvenes a "plantar cara al fascismo".

Poner cara al fascismo, como hicieron las juventudes de ERC ahora hace 80 años en el frente del Ebro en la columna de Macià y Companys.

Aragonès ha hablado sobre la denuncia de Vox en una entrevista en RNE.

El propio Aragonès lo ha explicado en una entrevista en RNE, en la que además ha criticado la presentación de esta demanda por parte del partido de extrema derecha, acusándole  "falsamente de incitar a la violencia".

Según ha conocido Europa Press,en su denuncia Vox pide que se sancione a Aragonès por "incitar a actitudes violentas, y con ello, podría estar cometiendo un delito de odio", y también habla de un presunto delito contra el honor de Vox, al calificarlo como un partido fascista.

Por su parte, Aragonès ha asegurado que "Al fascismo se le planta cara siempre democráticamente, pacíficamente, y yo lo voy a seguir haciendo por muchas denuncias que me metan", y al igual que Budó ha acusado a Vox de no seguir las recomendaciones de la Conselleria de Interior para los actos electorales y de "forzar algunas de las imágenes" de los incidentes que se han presentado.

Otras Noticias