14F

Incertidumbre en la última semana de campaña electoral en Cataluña

A siete días de los comicios, las encuestas reflejan una paridad entre tres candidatos.
domingo, 7 de febrero de 2021 · 12:04

La recta final hacia las elecciones catalanas del 14 de febrero presenta un panorama incierto con tres partidos políticos en una disputa muy pareja, y con dos escenarios posibles de conformación de Gobierno. 

Las encuestas de las últimas horas coinciden en ubicar al PSC, ERC y JxCat con una diferencia de muy pocos puntos, que sumado a un alto nivel de indecisos, no permite dar nada por sentado para el próximo domingo. 

El 37% de ciudadanos no tiene definido aún su voto, y cerca del 12% ha anunciado su abstención. Estas dos variables pueden modificar las tendencias que marcan los sondeos, y que ubican a Illa como ganador, con 21,8%, seguido por Esquerra con 20,5% y por Junts, con 19,8%. 

Esta estimación de voto para las elecciones catalanas deja flotando la incógnita del gobierno que se conformará después del 14-F. En el fragor de la campaña las fuerzas políticas han dejado un terreno plagado de vetos cruzados que pone un velo sobre los posibles pactos para gobernar. 

A pesar de las divergencias entre los partidos catalanistas, las cifras que arrojan las encuestas dejan la puerta abierta para continuar con la coalición que rige los destinos de la Generalitat. No obstante, ERC también tiene sobre la mesa la posibilidad de extender a las instituciones catalanas el pacto de investidura con socialistas y podemitas y recrear un tripartito en el Govern

El candidato estrella de estos comicios ha sido sin duda Salvador Illa, quien ha vuelto a posicionar al PSC como opción de poder en Cataluña. No obstante, el ex ministro de Sanidad ha presentado unas líneas rojas hacia el independentismo que, si bien pueden ser parte de un discurso de campaña, dificulta las condiciones políticas para un acuerdo con Esquerra. 

 

No quiero ser president a cualquier precio.

En lo que se avizora como un comicio de resultados muy reñidos, la Generalitat ha dado a entender que tomará medidas para evitar el denominado “voto táctico”, que podría manifestarse si muchas personas acuden a votar después del domingo por no haberse constituido mesas. Si esto ocurre, las autoridades suspenderían la publicación de los datos.