Poder Judicial

El PP veta a los vocales propuestos por Podemos y se estancan las negociaciones para renovar el CGPJ

Casado rechaza los nombres de Rosell y De Prada, y el acuerdo se encuentra al borde de la ruptura.
viernes, 26 de febrero de 2021 · 10:47

Las negociaciones entre el Gobierno y la oposición para renovar el Consejo General del Poder Judicial han sido interrumpidas por el veto del PP a los dos nombres propuestos por la formación Unidas Podemos. 

El acuerdo ha quedado al borde de la ruptura. La postura de los de Pablo Casado patea el tablero de un pacto que ya cargaba con una gran fragilidad, y constituye una singularidad: la consigna histórica de estos entendimientos institucionales indica que una vez que se negocian los cupos, no se producen rechazos a las propuestas de cada fuerza. 

Pero el PP, quizás presionado por la acechanza de Vox, ha decidido levantarse de la mesa de las conversaciones hasta que no se quiten de la lista a los vocales presentados por Podemos: Victoria Rosell y José Ricardo De Prada, abriendo la puerta a un inquietante camino de eventuales vetos cruzados. 

 El PP no acepta la propuesta del PSOE de permitir puertas giratorias entre política y justicia, al proponer a Victoria Rosell como vocal. 

En el caso del magistrado De Prada, la negativa del partido de Casado es algo más delicada de explicar. Se trata de uno de los jueces que ha formado parte de la sentencia del Caso Gürtel, en la que la formación conservadora ha sido condenada. 

Los señalamientos a Rosell, ex diputada podemita, no pueden aplicarse al juez De Prada, quien no ha dado muestras en toda su respetada trayectoria de tener vínculos con ninguna fuerza partidaria. Su pecado parece haber sido intervenir en el juicio por los ilícitos del PP, en una causa que ha desembocado en la moción de censura contra Mariano Rajoy. 

Sánchez no puede pretender reforzar su coalición con Podemos a costa de sacrificar la justicia española.

La ministra Calvo se ha manifestado en forma muy crítica hacia el PP por la interrupción de las negociaciones: “Cuando se baila con tantos nombres para sí o para vetar acaban siendo muy difíciles las cosas”. Y ha defendido la participación de Podemos: “La Constitución, dice que una parte de esos vocales que conforman un órgano los tienen que elegir las Cortes Generales, en las que se sientan los ciudadanos elegidos por las urnas”.