Poder Judicial

Inminente acuerdo entre el Gobierno y el PP por la renovación del CGPJ

Moncloa ve un escenario favorable para la negociación, ante la debilidad de Casado.
viernes, 19 de febrero de 2021 · 14:13

El Gobierno y el Partido Popular han reanudado nuevamente este miércoles los sondeos para alcanzar un entendimiento que desbloquee la renovación de las instituciones, a través de una charla entre Pedro Sánchez y Pablo Casado. 

Luego de este primer paso, desde Moncloa han dejado trascender este viernes en varios medios de comunicación que el acuerdo es inminente, y que comenzaría con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pero  los socialistas se han mostrado dispuestos a aprovechar la situación de debilidad en la que se encuentra Casado luego de las elecciones catalanas, y el Ejecutivo de Sánchez pretende englobar en el pacto con el partido opositor las renovaciones pendientes en RTVE, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y el Tribunal Constitucional.

Los trascendidos a la prensa sobre las negociaciones que aproximan el acuerdo forman parte de la maniobra de presión del Gobierno hacia el PP, y también en ese sentido se ha manifestado la vicepresidenta Carmen Calvo, quien ha expresado que luego del 14-F Casado, “ya está en la realidad”. 

Lo de Cataluña era para Casado un Rubicón tremendo y, una vez pasado, creo que esa recomposición tiene que estar ya de manera inminente

La ministra Calvo ha apuntado a la línea de flotación de los populares, asegurando  "ya no tiene ni más excusas ni más fechas" para seguir negándose a renovar el Poder Judicial, y que tras el bochorno electoral y la intención de ruptura con los dirigentes de la anterior cúpula partidaria, el PP no tiene margen para no cerrar un acuerdo. 

La exigencia más trascendental en el bloqueo que venía llevando a cabo el Partido Popular radicaba en la exclusión de Podemos en relación a las propuestas de los 20 vocales del CGPJ. Según indican desde el Gobierno, no hay posibilidad de que los de Iglesias queden apartados de estas decisiones. 

Desde el PP han dado a entender que los socialista habrían accedido a dejar afuera a los podemitas, en vistas de la creciente tensión entre los socios de la coalición. SIn embargo, tanto desde el PSOE como desde UP han desmentido esta versión de los conservadores, a la que atribuyen como motivada por la necesidad de fortalecerse ante su electorado luego de la rotunda derrota catalana.