Libertad de expresión

Los Mossos señalan la “violencia extrema” de las protestas por el encarcelamiento de Hasél

Aseguran que el ataque a la comisaría de Vic es un hecho sin precedentes.
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 10:33

Las protestas de anoche por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, en las que participaron miles de personas en Barcelona y generaron graves disturbios en Vic, Lleida, Reus o Girona, han dejado un saldo preocupante para los Mossos que las han calificado como de “extrema violencia”.

El portavoz de los  los Mossos d’Esquadra, el comisario Joan Carles Molinero, ha usado este calificativo para el accionar de algunos de los grupos de manifestantes que generaron el caos, y que dejó como resultado 18 personas arrestadas, 40 establecimientos destrozados y/o saqueados en Barcelona, y 18 uniformados y 30 manifestantes heridos y atendidos por el SEM.

Así mismo, el consejero de Interior del Gobierno catalán, Miquel Sàmper, ha asegurado en rueda de prensa, que las agresiones de algunos de los manifestantes fueron de “violencia gratuita contra los Mossos, policías locales y guardias urbanos”, ya que estos “en ningún momento” trataron de impedir las “concentraciones”, y ha señalado que “los violentos impiden a los que no lo son que puedan manifestarse”.

La cumbre policial extraordinaria esta mañana.

Sàmper y Molinero han comparecido después de la cumbre extraordinaria de esta mañana en la sede central de los Mossos en el complejo Égara en Sabadell, en la que también participaron el major Josep Lluís Trapero, y el director general de la policía, Pere Ferrer, y aunque el consejero de Interior ha reprochado la condena para Pablo Hasél citando las directrices del Tribunal de Estrasburgo, y ratificado el compromiso con la libertad de expresión y con el derecho a la manifestación,  ha indicado que el límite del último son “las molestias”.

Por su parte, Molinero ha explicado que el ataque a la comisaría de Vic es un hecho sin precedentes que puso en peligro "la integridad" de agentes "indefensos" ya que no contaban con la protección de orden público. "Hubo que dar aviso con el código 33 –máxima gravedad–". La alcaldesa de esta localidad catalana, Anna Erra, también ha condenado la violencia empleada por algunos de los manifestantes y ha asegurado que "se cruzó una línea roja":  "Ha sido una decepción. No podemos estar contentos de que la libertad de expresión termine en violencia. Lo condenamos".

Tuit de Ada Colau, sobre la petición indulto para Pablo Hasél.

En la misma línea se ha manifestado esta mañana la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien en entrevista con RAC1 ha lamentado los incidentes y ha señalado que "el encarcelamiento de Pablo Hasél causa indignación, pero la violencia no es el camino". Colau también ha recordado que se ha presentado una petición de indulto para el rapero de parte de Unidas Podemos, y que hoy el Ayuntamiento ha condenado la pena de prisión que se le ha impuesto.