Bruselas

La Comisión Europea da luz verde al plan del Gobierno contra la desinformación

La vicepresidenta Vera Jourová avala el Procedimiento de Actuación elaborado por el Ejecutivo de Sánchez.
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 15:07

La orden ministerial por la cual el Gobierno presidido por Pedro Sánchez ponía en marcha un comité para combatir la desinformación, ha sido avalado por la vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourová. 

La entidad comunitaria ha dado a conocer esta consideración sobre el plan del Ejecutivo español en respuesta a un escrito elevado por la eurodiputada de Ciudadanos Maite Pagazaurtundúa, donde señalaba que el proyecto ponía en riesgo "la libertad y pluralismo de los medios".

Jourová, también Comisaria de Justicia de la CE, ha dado a conocer un documento en donde se da el visto bueno a la propuesta aprobada en el otoño pasado por Moncloa, y que había recibido severos cuestionamientos de la oposición.

La Comisión Europea avala con esta respuesta el Procedimiento de Actuación contra la desinformación aprobado por el Gobierno de España que no supone ninguna merma de la libertad de prensa ni intento de control sobre los medios de comunicación.

El comité creado por esta iniciativa, había sido rebautizado peyorativamente por los sectores opositoras al gobierno de coalición como el “Ministerio de la Verdad”, y de estas críticas se había hecho eco la eurodiputada naranja para requerir a la Comisión que se explaye al respecto. 

Así lo ha hecho la funcionaria de Bruselas, subrayando que “hacer frente a la desinformación a nivel nacional y europeo es una cuestión importante, especialmente en las circunstancias actuales de la pandemia del coronavirus, que ha provocado un incremento dramático de información falsa o engañosa”. 

Está en consonancia con el Plan de Acción contra la Desinformación de 2018, en el que se pedía a los Estados miembros que reforzaran sus capacidades en la lucha contra la desinformación.

El plan para supervisar la circulación de las llamadas “fake news” ha contado así con el respaldo claro y contundente de la Comisión Europea, que ha aseverado no se trata de un control sobre la prensa, ni de una pérdida de libertades.