Pandemia

Madrid relaja restricciones mientras las grandes capitales europeas siguen semi confinadas

La capital española aún registra una incidencia de 625 casos por 100.000 habitantes.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 14:49

A pesar de registrar todavía una incidencia acumulada de 625 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, Madrid va a contramano de las grandes capitales europeas en lo que se refiere a frenar la propagación del virus.

Es así que mientras en la mayoría de los países europeos, las grandes ciudades endurecen sus restricciones sociales y de movilidad, y se blindan ante el avance de una tercera ola que aún no ha llegado a su pico, la capital española empezará a relajar las limitaciones.

Madrid retrasará el toque de queda y el cierre de bares a partir de este jueves, por lo que los expertos han advertido del riesgo que conlleva esta flexibilización cuando aún se mantiene una transmisión tan alta.

El exdirector de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Daniel López-Acuña, ha asegurado también que  “No hay ningún criterio epidemiológico que justifique las medidas de Madrid. Es una obstinación política de polarizar con respecto a las medidas del Gobierno central. Ninguno de los parámetros epidemiológicos permite una situación de relajar medidas en Madrid”.

Isabel Díaz Ayuso el pasado 30 de enero en Barcelona.

El pasado 30 de enero, Isabel Díaz Ayuso, a pesar de saber que en su comunidad la incidencia acumulada registraba 993 casos por cada 100.000 habitantes, y que la presión hospitalaria aumentaba con la mitad de sus camas de UCI ocupadas por pacientes con coronavirus, aseguraba en Barcelona: “¡Es un delito en Cataluña, con el clima que tenéis, tener todo cerrado!”.

El 20% de las pruebas de diagnóstico en la CAM resultan positivas, una cifra bastante superior a la indicada por el ministerio de Sanidad para tener controlado el virus (5%), “Esto significa que hay una transmisión comunitaria importante y muchos asintomáticos sin detectar”, asegura López-Acuña.

Pese a esto, el gobierno madrileñó insiste en su estrategia, y ya la semana pasada permitió ampliar de cuatro a seis el máximo de personas que pueden reunirse en las terrazas de los bares, cuando ciudades como Lisboa, Londres, París, Roma, Berlín, Atenas y Bruselas continúan semiconfinadas y mantienen los bares cerrados y los comercios clausurados.