Judicial

Comunidad Valenciana: la hostelería recurre los cierres ante la desescalada lenta anunciada por Puig

El TSJ respondió positivamente a una medida que puede cambiar el rumbo de las restricciones sanitarias.
sábado, 13 de febrero de 2021 · 12:04

La tercera ola de la pandemia estaría en una fase de baja de casos que se aleja, cada día, del pico de hace casi un mes. Algunas Administraciones regionales están “relajando” medidas; pero otras, como la Comunidad Valenciana, prorrogaron sorprendentemente las medidas vigentes para prevenir un repunte de contagios.

La Generalidad vuelve a diferenciarse del resto, y no considera que el costo pueda ser caro. La hostelería vuelve a ser la principal perjudicada, por lo que siguieron a sus pares de Cataluña y el País Vasco: presentaron un recurso contra los cierres que el TSJV admitió. Ahora se espera que la resolución siga lo acontecido en la región de Iñigo Urkullu. Por su parte, Ximo Puig advierte el revés judicial y programa una desescalada, similar a la planeada por Pere Aragonés en noviembre, pero que sería extensa. Ayer, Mónica Oltra defendió los plazos estipulados, como muestra a continuación "Europa Press".

No se ha explicado los motivos que le llevan a cerrar determinados tipos de establecimientos y a suspender ciertas actividades y otras no.

El Gobierno de la Comunidad Valenciana decidió extender los cierres perimetrales y hostelería hasta el 1 de marzo. Este último sector está afectado desde hace ya 23 días, por restricciones que no distinguen niveles altos y bajos de riesgo en cada jurisdicción. Esta diferenciación se ha realizado en Andalucía, Madrid, y en otras autonomías como Cataluña, la medida fue la limitación horaria. Sólo el País Vasco guardaba semejanzas con la Administración de Ximo Puig, pero un fallo judicial lo modificó todo al ordenar la apertura de los locales. Descontentos con las ayudas de la Generalidad, los hosteleros esperan tener la misma suerte.

Es un balón de oxígeno para los hosteleros, ya que existen muchas posibilidades de que el tribunal acabe decretando la medida cautelar de reapertura del sector.

Los hosteleros celebran, en la cita a "El Mundo", la rápida admisión a su recurso, mientras sus colegas de Cataluña siguen esperando una respuesta.  

Desde SOS Hostelería manifiestan a “La Vanguardia” que la decisión de tramitar judicialmente este recurso abre esperanzas en el sector. El diálogo con el presidente socialista está roto, pues así lo demuestran algunos comerciantes de Castellón que se manifestaron en contra de la Administración regional con aperturas de sus locales. Los buenos indicadores son otros de los argumentos del sector para insistir en la desescalada: la tasa de incidencia se ubica en los 690 casos por 100.000 habitantes, en comparación a los 1431 de hace casi dos semanas. No obstante, ahora la preocupación se orienta sobre las nuevas cepas que llegaron a la autonomía.

Concretamente, se trataría de tres casos de la mutación sudafricana que las autoridades no logran explicarse cómo ingresaron, según el medio citado. Los cierres perimetrales, implementados desde hace ya tres semanas, deberían impedir la circulación de esta variante del coronavirus. La Generalidad de la Comunidad Valenciana puede ampararse en esto para prorrogar cierres y una desescalada “paulatina”, mientras el máximo órgano judicial valenciano puede darle un viraje al actual panorama regional y nacional: parece un “deja vu” que el tribunal vasco haya desafiado a su Gobierno por segunda vez, y haya tenido consecuencias en la primera con el estado de alarma. Urkullu ya pidió a Pedro Sánchez modificar su decreto, según Diario Vasco, puesto que carece de mayores competencias para tomar medidas. Si la jurisprudencia del tribunal vasco se extiende a otras regiones, como ocurrió en octubre, probablemente sea un verdadero espejismo de la segunda ola.