Crisis migratoria

Canarias: Podemos responsabiliza a Marlaska por el drama humanitario de los inmigrantes

Los ciudadanos se han manifestado en contra de los alojamientos en hoteles.
viernes, 12 de febrero de 2021 · 02:45

Tras algunos meses calmos en las Islas Canarias por los traslados bilaterales negociados por el Gobierno, la crisis migratoria se ha vuelto a desencadenar por la cantidad de personas que han llegado a las islas en este comienzo de año. Nuevamente, la gestión de Fernando Grande-Marlaska está bajo la mira de los sectores de izquierda por la situación humanitaria.

Podemos ordenó al titular de Interior que inicie tratativas para reubicar a los refugiados en las diferentes regiones de nuestro país. Si bien el presente canario está lejos de las dramáticas imágenes que mostraban un muelle de Arguineguín colapsado, la formación aliada del PSOE sigue señalando que las condiciones son precarias. Otro eje de conflicto, según “El Español”, estaría dado por el comportamiento de los inmigrantes y su mala relación con los ciudadanos, reflejada en incidentes de la semana anterior.

Es urgente realizar los traslados a la Península de la forma más ágil posible y frenar la situación de vulneración de derechos que se está viviendo en las islas.

Como “El País” precisa, el diputado Alberto Rodríguez asegura que la crisis humanitaria continúa, a pesar de las intervenciones de Frontex y el Ejecutivo central en los últimos meses de 2020. En principio, la organización de la Unión Europea colaboró con el Gobierno regional y luego Interior coordinó el realojamiento de los inmigrantes en algunos centros hoteleros de Canarias. Pero desde aquí, comenzaron las denuncias de los vecinos por ruidos molestos, pronunciamientos de los propios dueños de los hoteles por falta de controles sanitarios y finalmente manifestaciones que exigen su expulsión, tal como lo piden partidos como Vox. El Gobierno regional admite la crisis, según precisa "InformativosTVC" a continuación.

El medio citado informó hace una semana que una Fiscalía comenzó una investigación de oficio para esclarecer la organización de estas marchas “antiinmigratorias” precisamente en Gran Canaria. Podemos responsabiliza por esto a “los medios y partidos” que se oponen a una política migratoria receptiva. Lo cierto es que los hoteles han sido escenario de enfrentamientos entre los propios refugiados, donde serían aproximadamente 7.000 quienes permanecen en esta condición indefinida, según "La Vanguardia". La coyuntura de la pandemia también preocupa, y ante la ausencia de respuestas de Interior, la Asociación de Española de Directores de Hoteles envió una misiva a Bruselas.

Estos hechos están suponiendo un enorme foco de contagios y por tanto, un grave problema para la salud de toda nuestra población canaria.

El llamado de atención, que el medio citado replica, está dirigido a un pedido de ayudas similar al de Frontex, como mediador en las fronteras que reciben los cayucos y pateras de los refugiados. Otra solución, más lejana para los socialistas del Gobierno y cercana para Podemos, sería trasladarlos a otras regiones del país. Castilla y León fue la única autonomía que se ofreció, como medida para combatir su despoblación, pero en principio no prosperó este proyecto. Lo cierto es que al drama humanitario se sumaron los reproches de algunos canarios que califican a los jóvenes inmigrantes como “menas” y los excluyen por disturbios como el acontecido en Porto Bello, según “El Español”.