Pandemia

A qué se debe la baja tasa de vacunación

A una semana de iniciada la campaña pocas comunidades tienen el ritmo deseado.
martes, 5 de enero de 2021 · 09:48

Si bien la campaña de vacunación empezó el domingo 27 de diciembre, en medio de las fiestas navideñas, nadie se esperaba que ante la mayor pandemia vivida en las últimas décadas, los puentes festivos frenaran la administración de la vacuna.

Sin embargo, eso fue lo que pasó en gran parte de las autonomías donde además hay otro factor común: la mayoría no contrató personal sanitario para la vacunación y a las plantillas, que ya estaban al límite, les sumaron esta labor.

Canarias y Asturias tienen las mejores tasas de vacunación.

Muy pocas comunidades han hecho contratos para armar las unidades de dos enfermeros y un médico, y es un hecho que las mejores tasas de vacunación las tienen las autonomías que tomaron decisiones en ese sentido aunque no hayan contratado.

El mejor ejemplo de esto se encuentra en Canarias, con la mayor tasa de vacunación del país, que le ha pagado a sus sanitarios por trabajar durante los festivos, obteniendo como resultado el uso del 52,5% de las vacunas que le corresponden.

Catalunya tiene los enfermeros pero no ha podido organizar los turnos.

Así también lo ha hecho Galicia, la tercera con mejor tasa, que ha dado a las enfermeras que doblan turnos para trabajar en la campaña de vacunación, un plus de 500 euros, logrando usar el 24,3% de las dosis, doblando la media nacional.

Por otra parte, Asturias, la segunda autonomía que más ha vacunado, ha aumentado en un 15% la plantilla médica y ha anunciado una partida para seguir reforzándola, lo que ha permitido administrar el 39,5% de las dosis que posee.

Madrid, de las que peor ha gestionado todo.

En otras comunidades como Andalucía y Catalunya, el problema no ha sido de falta de personal, ya que cuentan cada una con 500 enfermeros, pero o no los han preparado para administrar la vacuna o no los han podido organizar.

En ese sentido, Madrid es de las que peor ha gestionado todo, ni ha contratado, ni ha preparado y solo ha desplegado 92 personas en la campaña: 46 equipos de 2 sanitarios, lo que explica que haya administrado nada más que el 3,2% de las vacunas.