Otro tropiezo para el Supremo

La justicia belga protege al independentista Puig

El dirigente celebró la decisión.
sábado, 8 de agosto de 2020 · 03:00

La justicia belga rechazó por tercera vez ejecutar la orden europea para detener al exconsejero de la Generalitat de Cataluña, Lluís Puig. La justicia española acusa al ex consejero de malversación de fondos y desobediencia. A tres de sus compañeros independentistas catalanes se les dispuso a una multa de 60 000 euros e inhabilitación por desobediencia.

La justificación es que el Tribunal Supremo no era el órgano jurisdiccional indicado para solicitarla, debido a que considera que al momento del trámite de la orden el dirigente catalán no era aforado.De acuerdo con la postura y recomendación, la orden se debería haber tramitado por un juzgado ordinario de Barcelona. "La Cámara del Consejo rechazó ejecutar la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE), considerando que la autoridad española que la emitió no es competente para ello”, dijeron desde Bruselas.

El abogado belga de los independentistas catalanes, Paul Bekaert, explicó que esta sentencia de la Cámara del Consejo de Bruselas determinó la competencia de los jueces belgas para mediar en la orden de detención. Es así como los magistrados determinaron que Puig no debía ser reclamado por el Supremo.

“Hay un abuso por parte de España por razones políticas del mandato de detención europeo. No hay que exportar los problemas políticos españoles a otros países”, declaró el jurista.

El catalán dio un mensaje al gobierno.

El propio Puig festejó en una rueda de prensa en la sede de la representación de la Generalitat en Bruselas en la que dijo: "Esta sentencia dice que el Tribunal supremo no tiene competencias para pedir mi extradición, y delante de la justicia europea ha quedado invalidado el juicio y los cien años de prisión”.

“Pedimos firmemente que se anule la causa, una causa que no debía haber empezado", pide el independentista catalán al gobierno. 

Oriol Junqueras es uno de los máximos dirigentes en prisión.

A su vez, agregó: "El Gobierno español tiene en sus manos la opción de intervenir (ante las fiscalías) para decretar una amnistía total que pare la persecución de centenares y centenares de personas perseguidas por defender las libertades fundamentales”.El Tribunal Supremo español ya había condenado en octubre a nueve líderes independentistas, que permanecieron en España. Las penas fueron de 13 años de prisión, y entre estos está Oriol Junqueras.

La sentencia no afecta a los otros tres independentistas catalanes fugados, Carles Puigdemont, Antoni Comín y Clara Ponsatí. Los actualmente eurodiputados se encuentran pendientes del trámite del suplicatorio a otro tribunal. Están acusados por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, en el marco del referéndum catalán y la declaración unilateral de independencia

Otras Noticias