Nueva normalidad

Vuelve la pelea en Madrid entre vecinos y bares

El fin de la cuarentena retomó viejas polémicas.
jueves, 6 de agosto de 2020 · 06:30

Los bares de Madrid están preocupados por la baja en las ventas desde que comenzó la pandemia, por lo que la lucha contra las normas de ruido es ahora más fuerte que nunca.

Los locales de ocio nocturno deben sumar las pérdidas de la cuarentena a normativas como la ZPAE (Zona de Protección Acústica Especial del distrito Centro) o la nueva que obliga a cerrar a la 1.30.

La pandemia de Coronavirus volvió a abrir el eterno debate entre bares y vecinos en la capital.

Por eso, La Plataforma por el Ocio se ha concentrado para denunciar el fracaso de la campaña de apoyo a la hostelería, como explica Juan Q, de 68 años, dueño de cinco bares en el distrito centro:

“He solicitado tres veces una terraza para mi negocio, porque creo que es nuestra única salvación y siempre me la han denegado”.

El próximo fin de semana, el ocio nocturno de Madrid ha decidido un cierre voluntario para protestar por las medidas impuestas y para pedir un rescate de los locales más afectados, donde participaran locales tan conocidos como El Penta, La Vía Láctea y El Tupperware.

Los contagios entre adolescentes se han multiplicado por siete en la segunda quincena de julio Madrid.

Por su parte, los vecinos se quejan porque desde que comenzó la desescalada ha habido un aumento enorme de la concentración de personas en la calle, haciendo botellón y sin respetar las medidas de distanciamiento.

“Tenemos mucha experiencia acumulada. Sobre todo, porque llevamos años soportando esta masificación incontrolada y el incumplimiento de las normas y la legalidad a costa de nuestros derechos”.

La realidad es que la noche madrileña nunca duerme, por ejemplo en el centro de la capital hay un bar por cada 32 habitantes, probablemente la proporción más elevada del mundo, ya que hay unos 4.000 bares para los 130.000 habitantes del distrito.

El Alcalde de Madrid, Martínez Almeida, afirmó que ve en el ocio nocturno "un peligro importante" para los rebrotes del virus.

Los bares de Madrid están pasando una situación complicada. De hecho, según la Encuesta de Población Activa la Comunidad de Madrid, se han perdido 35.000 puestos de trabajo en el sector de la hostelería desde el inicio de la crisis.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid informa que ha recibido 3.419 instalaciones de terrazas, de las cuales se han concedido 1.441, denegado 444 y están pendientes de resolver el resto. Situación de la que se queja la Plataforma por el ocio:

“La falta de soluciones administrativas ha dejado abandonadas cerca de 1.500 pymes de la hostelería madrileña que se ven abocadas a la ruina”.

Otras Noticias