Sigue la polémica

Hacienda vuelve a castigar a los ayuntamientos

La negociación dio un vuelco inesperado.
jueves, 6 de agosto de 2020 · 05:30

Todo parecía tener una luz al final del túnel el lunes. La Federación de Municipios y Provincias (FEMP) aprobaba en una peleada votación -que contaba con los votos de los alcaldes del PSOE y el voto de su presidente, Abel Caballero- la propuesta del Ministerio de Hacienda para que el Estado utilice los restos provenientes del superávit de los ayuntamientos. Sin embargo, un decreto lo cambió todo.

En el acuerdo que había aprobado la FEMP, el Estado daba su compromiso de usar el superávit de los municipios como un préstamo de los propios ayuntamientos, y debían ser amortizados en un máximo de diez años, tomando el 2022 como punto de partida, y con la devolución del total en 2032. Pero el revés de Hacienda fue volver a postergar el acuerdo, ya que la decisión fue reintegrar los ahorros en 15 años.

El argumento legal que emplearon para cambiar unilateralmente el acuerdo fue la publicación del real decreto en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de ayer. Se aclara que “el préstamo será amortizado por la Administración General del Estado en un plazo máximo de quince años, a partir de 2022”.

También en el decreto se precisa que el préstamo tendrá un tipo de interés anual que no estaría por arriba de la financiación de la deuda del Estado. No obstante se establece que las condiciones financieras de la operación se acordarán en una consulta previa del ministerio de María Jesús Montero con la FEMP, en un plazo para decidir que finalizará este viernes y se aprobará por la Dirección General de Tesoro y Política Financiera el día 20 de agosto, como máximo. 

Cada ayuntamiento de la FEMP deberá comunicar su decisión sobre las bases..

La prórroga de cinco años que se autoconcede el Ministerio de Hacienda ha generado críticas en la oposición. Dirigentes de los municipios del PP calificaron el acuerdo como un "expolio" de Hacienda a las entidades locales, es decir, un botín ganado que se llevan de esta “negociación”.

El texto ofrece concretamente a los ayuntamientos que pongan sus remanentes a disposición del Estado. La aportación a los Presupuestos Generales del Estado oscila en los 5.000 millones de euros a “fondo perdido”. Los entes locales podrán utilizar este dinero en actuaciones que tengan que ver con el ámbito de la agenda urbana, movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura.

Se espera que el socialista Caballero pronuncie su opinión sobre el decreto.

También refiere y contempla con cargo a los presupuestos un fondo extraordinario de 275 millones, que los ayuntamientos pueden ampliar a 400 millones. La idea sería que el destino del aporte de Hacienda fuese compensar el déficit de los servicios de transporte municipales durante los meses de pandemia.

Otro de los puntos dice que se incorpora la participación directa de los ayuntamientos locales como beneficiarios del fondo de recuperación aprobado por la Unión Europea. A su vez, se propone la constitución de una mesa de trabajo para la futura reforma financiera para los municipios.

Otras Noticias