Protesta

Barricadas en Canarias contra los inmigrantes

Los vecinos de Tunte cortaron la calle
jueves, 6 de agosto de 2020 · 11:56

En Tunte, la capital del municipio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), casi un centenar de ciudadanos han levantado barricadas este miércoles por la tarde para oponerse al traslado de 71 migrantes a una residencia escolar. 

Los vecinos de este pueblo canario han salido a la calle, con mascarillas en la boca, para evitar el paso de los vehículos que llevaban a un grupo de recién llegados en patera hacia un centro ubicado en la mitad del pueblo, donde pasarían dos semanas en cuarentena.

Los vecinos de Tunte.

Estas personas llevaban tres noches durmiendo en las carpas de la Cruz Roja en el muelle de Arguineguín, y la Delegación del Gobierno le había ubicado sitio de acogida. Pero, a través de una convocatoria por redes sociales, los habitantes de Tunte lo impidieron. 

Las instalaciones de la antigua residencia escolar del municipio, que también son gestionadas por la Cruz Roja, se preparaban para  recibir a los inmigrantes, entre ellos 13 contagiados por covid-19, cuando se enfrentaron a la protesta de esta población grancanaria

Los contenedores de basura cortaron el paso.

Para rechazar la llegada de este grupo de subsaharianos a esta localidad de Las Palmas de Gran Canaria, los vecinos tirajaneros se han valido de contenedores de basura y de escombros para cortar el paso y también de las redes sociales para difundir la barricada. 

"Tirajaneros, nos toca salir a la calle, nos toca unirnos, tenemos que frenar esta injusticia para nuestro pueblo, Tunte. Esta tarde llegan los primeros inmigrantes infectados y en cuarentena" advirtieron los vecinos en las redes

 

Los vecinos protestan pacíficamente.

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana también se ha expresado en rechazo a la medida de la Delegación del Gobierno, y ha manifestado su apoyo a la causa de los vecinos, añadiendo un firme reproche por no haber sido informado con anterioridad. 

Por ahora no se han producido incidentes entre estas barricadas de ciudadanos y los tres furgones policiales que vigilan la protesta, que ha puesto en vilo a este municipio turístico de Canarias, que se defiende también a través de su alcalde: "No somos un pueblo insolidario”.

Otras Noticias