Controversia por sus declaraciones.

La contradicción de la Generalitat Valenciana quedó en evidencia

Sucedió durante el punto álgido de la pandemia.
miércoles, 5 de agosto de 2020 · 06:45

La Generalitat Valenciana está metida en medio de una polémica, todo por la resolución que emitió a finales de febrero llamada “Declaración de emergencia”.

En este documento, la Institución autorizaba la compra de material por valor de más de un millón de euros para frenar el avance del Coronavirus.

Ximo Puig es un político socialista y presidente de la Generalidad Valenciana desde el año 2015.

El problema es que el documento contrasta con las declaraciones públicas de los principales dirigentes del Gobierno autonómico por esos días, quienes afirmaban que no era necesario establecer ninguna medida.

De hecho, lo más relevante fue que la suspensión de la fiesta más famosa de la región, Las Fallas de Valencia, no llegaron hasta el día 10 de marzo, más de una semana después de la emisión del texto.

Las Fallas de Valencia reciben una media de 6 millones de visitantes durante todo el mes de marzo.

El documento del organismo valenciano, firmado por el subsecretario de la Conselleria de Sanidad David Fernández, buscaba comenzar a tratar un virus que sabían ya estaba implantado en la comunidad.

De hecho, permitían activar el procedimiento de emergencia para la adquisición de mascarillas, geles hidroalcohólicos o pruebas para detectar la Covid-19, todo por un importe estimado de 1,04 millones de euros.

“Damos luz verde a llevar a cabo las actuaciones necesarias para garantizar el suministro de material sanitario y divulgativo ante la emergencia surgida por el avance del Covid-19 en la Comunidad Valenciana”. 

Ana Barceló afirmó que no informó de esto porque se encontraba colgado en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

Este contrato fue uno de los primeros para la compra de material sanitario en el país, sin embargo la Consellera de Sanitat de la Comunitat Valenciana., Ana Barceló, lo omitió en sus exposiciones públicas durante todos esos días.

Sumado a todo esto, durante el documento también se hablaba de que las previsiones de consumo de los próximos meses superarán el normal abastecimiento de los hospitales y se requerirá de un mayor aprovisionamiento para luchar contra el virus. Toda una contradicción para La Generalitat Valenciana.

Otras Noticias